La Real pierde la silla del liderato en Sevilla (3-2)

La Real cae en Sevilla en un partido gris

Todo lo bueno se acaba, o al menos de momento. La Real Sociedad cayó anoche en Sevilla de forma justa, ya que el conjunto hispalense jugó mejor que los donostiarras. Los txuri urdines lograron adelantarse pronto en el marcador pero el Sevilla apretó y logró dar la vuelta al resultado.

Imanol Alguacil decidió salir al Pizjuán con dos cambios: Zurutuza por Merino y Januzaj por Portu y a la vista está que no le salió como él quiso. La culpa no fue de la derrota no fue de ellos, faltaría más. Se juntaron varios aspectos: jugadores cansados, un estadio con ganas de ver a su equipo ganar y un rival herido tras dos derrotas consecutivas.

La Real se adelantó en el marcador muy pronto, Januzaj apretó a Reguilón, le quitó el balón y con una precisión de cirujano asistió a Oyarzabal para que este hiciera el 0-1. El gol hizo que el guión del partido cambiara. Vimos dos caras de la Real: la vistosa y temible y la gris y con problemas para generar ocasiones. Durante 15 minutos soñamos con acabar líderes, pero la realidad fue que la actuación de la Real dejño mucho que desear.

Muchos problemas en el centro del campo, ni Zurutuza ni Odegaard lograban entrar en juego, tan solo Zubeldia conseguía contactar con el esférico. El Sevilla apretó mucho y Ocampos volvió loco a Monreal, pero no fue el único realista en pasarlo mal, si alguien sufrió en exceso en la primera parte fue Zaldua, que vio como Nolito rejuvenecía y hacía lo que le daba la gana, hasta anotó un golazo de primeras.

El Sevilla se puso por delante en el marcador tras un saque de falta rápido, tan rápido que ni Banega paró el balón y lo sacó el movimiento. El esférico le llegó a Ocampos que, ante la mirada de Monreal y el marcaje «férreo» de Zurutuza, golpeó fuerta al balón y batió a Moyá.

Imanol decidió ir a por todas y vino sin nada, pero lo intentó. Cambió el sistema, Merino como único medio, por delante de él formando un rombo estaban a la izquierda Oyarzabal, a la derecha Odegaard, por dentro Portu y arriba dos puntas: Isak y Willian José.

La Real pudo haber encajado gol en mil ocasiones, hasta que Franco Vázquez hizo el que parecía el definitivo 3-1. El partido parecía acabado, pero no, Portu se estrenó como goleador y daba algo de vida a la Real.

Pero poco más pudo hacer el equipo donostiarra, el Sevilla tapó muy bien y la Real no lograba generar ocasiones de gol. Partido gris de la Real que pudo salir líder del Pizjuán pero que sí salió en puestos europeos, buen inicio de liga pese a la derrota y ahora a pensar en el Getafe.

Por cierto, en estas primeras jornadas nos hemos quitado de encima visitas incómodas como Mestalla, San Mamés o Sánchez Pizjuán.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: