La enésima oportunidad perdida.

El Betis perdiendo ante el Leganés, el Alavés en una dinámica negativa y partido en la capital del Turia contra un rival que venía de jugar entre semana un partido muy exigente para meterse en la final de la Copa. Todo parecía idóneo para ganar y colocarnos sextos, asentándonos ya en Europa y mantenernos ahí aprovechando los compromisos europeos y coperos de nuestros rivales más cercanos. Pero no fue así y el equipo volvió a desaprovechar una oportunidad de oro, otra vez más al igual que llevamos haciendo ya desde hace años.

El once que alineaba Imanol Alguacil era, además, prácticamente el once de gala. Raúl Navas entraba a acompañar a Llorente y Zubeldia entraba al centro de campo, pero por lo demás eran los nueve que ya empezamos a acostumbrarnos a ver como titulares. 

La primera parte empezaba con nuestro dominio, un Valencia que parecía dormido o pensando en lo que le viene más que en lo que pasaba en ese momento. Un dominio que venía principalmente de cabalgadas de un Theo Hernández que hoy ha hecho posiblemente su mejor partido como txuri-urdin, y del descaro de un Januzaj que cada vez que juega demuestra ser el jugador más especial que tenemos en la plantilla.

Por desgracia el dominio no se iba a materializar en goles. De hecho, el dominio ni si quiera se iba a materializar en ocasiones claras y los minutos iban pasando y las ideas del conjunto de Imanol Alguacil iban muriendo a la vez que una primera parte pobre en espectáculo pero que dejaba buenas sensaciones en el aficionado txuriurdin.

Pero la segunda parte no se pareció nada a la primera, los ajustes de Marcelino al descanso, una mayor intensidad y presión y la entrada de Coquelin hacían que el conjunto Ché diese varios pasos adelante, encerrando a la Real durante toda la segunda parte y gozando de varias ocasiones muy claras que todavía sigo sin entender muy bien cómo ninguna ha acabado en gol (sobre todo un remate de Rodrigo Moreno que se fue rozando el palo). 

Pese a ello, una buena parada de Gero Rulli y algunas salidas a la contra (todas desaprovechadas) iban a meter el miedo en el cuerpo a un Valencia que parecía contentarse con ese punto antes que perder contra un rival directo en la lucha europea.

El partido del equipo fue, en general, bastante malo, pero lo peor fue el tema de lesiones. Raúl Navas caía otra vez lesionado y tenía que ser sustituido por Héctor Moreno, Zaldua tendría que jugar los últimos minutos cojo porque no habían cambios y el más preocupante de todos fue un Illarramendi que tuvo que salir del campo en camilla y dejaba al equipo con 10 los últimos segundos. 

El punto puede ser bueno si la semana que viene se gana a un Leganés que viene enrachado y, sobre todo, si las lesiones no son importantes y no perdemos activos para el tramo más importante de la temporada. 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: