La copa se gana desde atrás

Si hay un título en el que cualquier afición de un equipo que se salga del Top 3 de la Liga pone sus ilusiones, ese es, sin duda, la Copa del Rey. Por suerte, eso es algo que están entendiendo desde la dirección txuri urdin.

Tras varios ridículos históricos, una semifinal y la vuelta al ridículo, la apuesta por Asier Garitano también era, de forma secundaria, una apuesta por esta competición. Y, a pesar de las dudas, parece que Imanol sigue apostando por ella.

Hoy, en el Benito Villamarín, Quique Setién no iba a guardar demasiadas cartas e Imanol, pese a sacar a algún no habitual más, sacaba un once que dejaba claro que no iba a tirar el partido desde el inicio.

Pese a ello, en frente tendríamos un rival de consideración importante, con un importante gasto detrás y con un proyecto que ya ha dado varios pasos más que el nuestro. Jugadores con enorme calidad como Lo Celso y Canales se combinaban con veteranos como Guardado y Juaquín para hacer pasar a la Real Sociedad una primera parte malísima.

Zubeldia y Zurutuza no podían con la movilidad de los centrocampistas locales que, pese a todo, no conseguían encontrar puerta porque al llegar a la última línea se encontraban con una defensa en buen estado de forma donde desde el más defensivo hasta el más ofensivo daban hoy un nivel notable.

Una y otra vez rebotaba el balón en Zaldua, Llorente, Le Normand y Theo Hernández y obligaba a los verdiblancos a volver a empezar. Así trascurría la primera parte, quitando alguna jugada de peligro importante, especialmente de las botas de Juaquín, que una vez se dio con un Gero Rulli otra vez inspirado, y otra se daría con el larguero.

En la segunda parte Imanol daría entrada a un Mikel Merino que parece estar pidiendo a gritos la titularidad. Y eso que no hizo un gran partido, sin embargo, que Lo Celso y Canales aparecieran menos serviría para descontrolar el partido y llevarlo a un terreno donde nosotros estamos mucho más cómodos.

A partir de ahí el partido se convertía en algo mucho más parecido a un intercambio de golpes y Juanmi estuvo a punto de poner el 0-1 que hubiese supuesto un resultado magnífico. Además de él, Oyarzabal tendría las suyas, el equipo gozaría de demasiados córners (todos desperdiciados) y Januzaj entraría al final para poner un poco más de chispa.

En el lado contrario, Le Normand se tenía que retirar con dolores y fue sustituido por un Héctor Moreno que hoy por hoy toda la defensa está en forma (ya son dos partidos dejando la puerta a 0). Y Gero Rulli demostraba que está listo para pelear por su puesto dejando otra gran actuación, matizada hoy por algún error por falta de concentración.

El partido terminaría 0-0 con unas sensaciones bastante buenas de cara a una vuelta donde Anoeta tiene que ser una olla a presión. Pero la noticia del día la pondría un Luca Sangalli que, sólo 2 meses y pico después del ictus, volvería a comerse el campo como nos tenía acostumbrados. Luca volvería a sudar la camiseta en el campo y es ahí donde lo queremos ver muchos años.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: