Girona 1-1 Real Sociedad: La Real no consigue doblegar a Bono

Tras el parón de selecciones volvía la Real Sociedad a jugar en liga. Esta vez por primera vez en Montilivi en primera división. Un partido inédito que acabó saldándose con un nuevo empate de la Real Sociedad que no lo aúpa en la tabla pero lo mantiene. El Girona era un rival duro en casa (ganó a Madrid y empató ante Atleti) por lo que el punto no sabe tan mal.

Pero incluso así podría saber un poco amargo. Tan solo una pizca. Esa misma pizca pero en forma de suerte podría haber brindado los tres puntos a la Real, pero también se los podría haber quitado y es que el encuentro llegó a ser un correcalles. Cada jugada podía significar un gol cuando el partido se dirigía a su fin hasta que la pausa llegó y ambos se contentaron con el empate.

Pero se empieza desde el principio. El Girona salía enchufado. Tan enchufado que daba miedo. Un gol podría ser una losa jugando fuera de casa y con el ímpetu con el que salían los locales el varapalo se multiplicaba por dos. Pero el fútbol no siempre son sensaciones.

Si el Girona salió a morder es porque tenía buena dentadura. Pero no sabía que la Real estaba en igualdad de condiciones y ella también saca los dientes. En una contra en el minuto 7 se plantaba Willian José en el área. Previamente lo había encontrado Oyarzabal con un maravilloso pase. El brasileño hacía un quiebro mortal al defensa y cruzaba el balón lejos del alcance de Bono.

Había llegado el gol pero lo hacía la Real. Al igual que en Getafe. Ahora solo faltaba que no volvieran los fantasmas y la Real no se dejara empatar.

Durante la primera mitad se supo parar las embestidas del Girona. Se le secó por completo. Portu y Stuani eran mirados muy de cerca por sus marcadores y la Real jugaba cómoda por delante en el marcador. Además el Girona se cargaba de faltas y, cuando ya se acababan los primeros 45 minutos, de amarillas.

El árbitro enseñó varias por las mismas infracciones. Saltar con los brazos despegados. Así sacó hasta 3 o 4 en cinco minutos antes de dar por finalizada la primera mitad sin añadir ni un solo minuto.

En la segunda parte el Girona estaba obligado a cambiar su estilo de juego. La Real le había parado los pies con criterio y sin hacer faltas. La presión era adelantada y precisa y los jugadores clave del Girona no eran capaces de recibir con espacios. Y por ello en la segunda intentó cambiar el guion. Se veía un Girona con más juego, mejor plantado, mientras la Real seguía intentando su juego.

El transcurso de los minutos beneficiaba a la Real que si bien no tuvo grandes oportunidades para el 0-2 sí que tuvo varios acercamientos peligrosos. Sería después del empate del Girona cuando los txuri urdin comenzarían a dominar de nuevo y a crear ocasiones. Era Stuani el que metía el empate de cabeza tras una jugada polémica en la que la Real pidió falta por manos pero no se decretó nada.

Como decimos, la Real despertó tras el gol del Girona. Tuvo dos ocasiones clarísimas en pies de Januzaj y Oyarzabal. Siguió acercándose con mucho peligro pero dejó de hacerlo cuando el partido se rompió. Una jugada con hasta tres contras pausó el partido. La Real daba minutos a sus jugadores de refresco y el Girona hacía lo propio.

Ya cuando quedaban tan solo 10 minutos en el marcador los dos equipos bajaron el ritmo del encuentro. El empate parecía lo propio y así se llegó al final del partido. Ahora la Real deberá pensar en su finalísima europea ante el Rosenborg teniendo que desplazarse hasta Noruega para dar un paso en firme y asegurar su puesto en la siguiente ronda de Europa League.

PUNTOS CLAVE

  • Mandó la Real: La primera parte fue de dominio txuri urdin secando a los jugadores importantes del Girona. Gran labor del mediocampo de la real sobre todo en esos primeros 45 minutos.
  • Gol tempranero: El gol de Willian José llegó a los siete minutos lo que facilitó la labor de la Real e incomodó a un Girona que no supo imponer su estilo vertical.
  • Porcentaje de pases: Muchos errores. No se llegó al 70% de los pases en ninguno de los dos equipos y en la Real apenas se superó el 50% en algunos tramos del encuentro. No hubo juego fluído.
  • Bono: Las dos ocasiones más claras después del 1-1 las salvó el portero marroquí. Espectacular su parada a Januzaj. Bien colocado en la parada a Oyarzabal. Salvó el empate para los suyos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: