Empate de equipo mediocre.

Imagen: Real Sociedad.

Segundo partido en el que se resiste la primera victoria en Anoeta. Sexta prueba para el equipo de Asier Garitano que, de momento, tiene un aprobado raspado por los puntos conseguidos, pero dos ceros rotundos en el apartado de sensaciones y decisiones. 

Dejar a Gerónimo Rulli tras el partido contra el Barça fue la primera decisión importante que tuvo que tomar y, de momento, se ha equivocado. Tres puntos perdimos por Gero en ese partido, y dos hemos perdido hoy. Ya son cinco errores importantes en seis jornadas según los datos de Opta, demasiados puntos por mantener a un portero con nivel amateur en una liga profesional, tendrá que llegar un momento en el que se acaben los regalos. 

La segunda decisión fue la de sentar a Illarramendi contra el Huesca, decisión que hoy ha mantenido. El otro día el equipo no tuvo que lamentarlo, pero hoy Asier tuvo que recoger cable y meter al de Mutriku en la segunda parte. 

Así, sin Illarra y con Rulli salía la Real a jugar contra el Rayo Vallecano, y así se adelantaba en el minuto 5 de la primera parte con un gol de Bautista a pase de Sangalli. El partido estaba completamente controlado, el 2-0 parecía más cerca que el 1-1, pero una desafortunada jugada en el minuto 31 terminó con el primer gol del Rayo, para que cinco minutos después los vallekanos se adelantase gracias a un penalti, que no por leve y tonto deja de ser penalti. 

El equipo tenía que reaccionar, y Asier Garitano dio entrada a Willian José y a Asier Illarramendi en los primeros compases de la segunda parte. Willian José, pese a volver de lesión, volvió a bailar sobre el campo con su juego de espaldas, sus desplazamientos largos y, sobre todo, con un gol. Uno de los mejores delanteros de la competición vuelve a estar en marcha y ya son 3 goles en un inicio de temporada donde se ha perdido varios partidos por lesión.

El equipo intentó empujar para ganar el partido, pero la lluvia de balones al área ni si quiera incomodó al conjunto de Míchel que, al final, salió con un punto de un campo que, en otras temporadas, ha sido difícil sacar algún punto siendo visitante. 

El partido de la Real volvió a ser malo y lo mejor fue, a parte de no perder, ver que en Aritz Elustondo, Zaldua, Zubeldia y Merino hay jugadores para sumar a los ya consolidados Oyarzabal (aunque ahora mismo está bastante mal), Willian José, Januzaj e Illarramendi. 

Lo peor, tener que volver a comprobar que hoy en día Rulli no es un portero con nivel para la Real, ver que Kevin, que aunque no fue el peor, volvió a desaprovechar otra oportunidad y ver que a jugadores como Bautista y Sangalli todavía les queda por crecer para convertirse en jugadores relevantes para la primera plantilla. 

El siguiente compromiso será contra el Valencia, también en casa. Para entonces es importante que Garitano empiece a justificar su fichaje, y empiece a demostrar que sabe que la Real no es el Leganés y a demostrar que la Real no le queda tan grande como parece que le queda. 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: