45 minutos de esperanza

Otra jornada más y otro triunfo en Anoeta que se resiste. Esta vez, el Sevilla, uno de los equipos punteros de La Liga, venía para poner a prueba a un Garitano al que, poco a poco, el tiempo se le va echando encima. La respuesta del técnico fue eliminar centrocampistas de la ecuación y acompañar a Willian José de tres jugadores de ataque como son Oyarzabal, Juanmi y Januzaj.

Sin embargo, el resultado, al menos en la primera parte, no era el esperado. Partido espeso de ambos equipo y con apenas ocasiones. Un gol anulado, bien anulado, al Sevilla, y ciertas acciones puntuales en las que coincidía el mismo protagonista. Adnan Januzaj ha vuelto al equipo para ser la estrella, guste más o guste menos, y más todavía viendo el nivel de Mikel Oyarzabal. 

El belga aporta la velocidad, la chispa y el desborde que nos falta. Pero lo que más aporta es el descaro que tiene para encarar al rival y mirar a puerta. Si algo ha demostrado hoy es que no le hace falta mucho para mirar a puerta. Y eso en un equipo donde a penas alguien lo hace, es muy importante. Entrarán más o entrarán menos, pero con Januzaj en cancha existe una alternativa que en partidos anteriores ha sido inexistente. 

Sin embargo, por mucho Januzaj que tuviésemos en el campo, la primera parte murió en empate y con la sensación de tener que vivir otro partido aburrido que empataríamos o terminaríamos perdiendo en cualquier acción aislada. 

Pero pese a la visión pesimista que pudiésemos tener, inesperadamente ocurrió lo contrario. En la segunda parte vimos un partido mucho más dinámico, un equipo buscando el gol, presionando tras pérdida y teniendo opciones claras de ganar el partido. La entrada de Zurutuza y Sandro, que estuvo desacertado pero lo intentó mucho, dio al equipo oxígeno para correr y presionar. Y, pese a no meter las ocasiones que se generaron, de tener un poco más de acierto, el equipo se podría haber llevado el partido fácilmente. 

Hasta ahora, el equipo de Garitano se veía plano, predecible. Hoy, por primera vez, se ha visto algo diferente, que no bueno, al menos todavía. Queda mucho por pulir, pero la vuelta de Januzaj ha dado al equipo otra cara, y puliendo ciertas cosas en defensa, enchufando ciertos jugadores que no están dando un nivel óptimo y creciendo semana a semana arriba, el equipo puede ir a mejor semana tras semana. 

El Ciudad de València espera en 5 días. 5 días en los que Garitano podrá trabajar su sistema alrededor del que parece que va a ser el hombre clave de esta Real Sociedad, Adnan Januzaj. 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: