4 de 6 y sabor agridulce.

Pragmatismo y efectividad, pocas palabras definen mejor la primera parte del equipo de Asier Garitano. La Real Sociedad ha dado un giro total que le ha llevado de acabar con el 70% de posesión y 0 ocasiones a terminar una primera parte con el 32% de posesión, cuatro tiros a puerta y dos goles.

Esos dos goles los fabricó Joseba Zaldua, dejando claro que quiere hacer olvidar pronto las subidas de Álvaro Odriozola. Su conexión con Mikel Oyarzabal ha sido la que ha creado la gran parte de las ocasiones del equipo en la primera parte. Esta sociedad, sumada a lo bien que complementan Willian José y su juego de espaldas con las carreras al espacio de Juanmi, puede ser una de las principales armas del equipo esta temporada.

La primera parte terminaba así con un 0-2, notas positivas individualmente y con aciertos en las ayudas por parte de Illarramendi y Zubeldia, y con algunas pegas como los problemas de Theo Hernández para defender su espalda y la incapacidad de Zurutuza de cubrir los huecos que deja el lateral.

Con todo, la primera parte tuvo más sabor amargo que alegría por una lesión de Diego Llorente que, por las sensaciones que dejó en el campo, parece que irá para largo.

Pero todo el trabajo de los primeros 20 minutos se cayó desde la lesión de Llorente. La desastrosa segunda parte del equipo y el cambio de mentalidad del Leganés hicieron que saliésemos de la capital con un empate, y dando las gracias. 

A Zurutuza y Oyarzabal les duró la gasolina 45 minutos, y ni si quiera la rápida reacción de Garitano consiguió que el equipo volviese al nivel de los primeros compases. Merino entró y su aportación fue nula, el equipo no consiguió dominar en ningún momento y el Leganés tuvo ocasiones para empatar y para ganar el partido. Sólo un paradón de Rulli impidió que el empate llegase antes, pero la igualada terminó cayendo por inercia, con ayuda de un Theo que rompió el fuera de juego y de un Gero Rulli que ni salió ni se quedó bajo palos. 

Pese a todo, pudimos matar el partido con una contra 4 vs 1 llevada por Zubeldia que Willian José terminó perdonando ante el Pichu Cuellar.

Al final salimos de Leganés con un empate y 4 puntos en dos partidos fuera de casa que podrían saber a victoria, pero que después del partido de hoy, nos dejan un sabor amargo por haber tirado por la borda una ventaja de 2 goles.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: