Sandro y sus dos variantes

Comencemos diciendo que Sandro Ramírez no es extremo. Una de las posiciones que más y mejor tenía que reforzar el nuevo director de fútbol de la Real Sociedad, Roberto Olabe, no se ha reforzado como tal. Sandro es un delantero centro, segunda punta incluso, que también puede jugar en banda, especialmente en la izquierda. Pero no es un extremo.

A pesar de sus 23 años, el canario ya ha visto bastante mundo. Descubierto por Jordi Gris en el 2009 cuando militaba en el infantil del conjunto amarillo, fue reclutado por La Masía. Poco a poco fue progresando por las diferentes categorías culés hasta que Luis Enrique le da la oportunidad de subir al primer equipo. Ese mismo año, Lucho no le da bola, tan solo consigue apariciones esporádicas como en la Copa, en la que llegó a marcarle tres al Villanovense. A partir de ahí, explota en otras tierras.

Dejar el Barça para despuntar en Málaga

Imagen: Jornada Perfecta.

El verano de julio de 2016 es el punto de inflexión en la carrera del canario. Firma 3 años por el Málaga y realiza una gran campaña personal junto a Jony, Keko, Charles y Ontiveros entre otros. 29 partidos para un total de 16 goles y 5 asistencias. En aquel Málaga, ya actuaba de segunda punta. Tras ese paso efímero por tierras malagueñas, recala en Everton, donde le cuesta acoplarse a la Premier y apenas tiene protagonismo en el juego toffee. La campaña de 2018 pasa de puntillas por la liga doméstica hasta diciembre, cuando firma por el Sevilla en calidad de cedido para rendir en ocasiones con Montella.

En clave Real, con Willian o desde banda

El palmense es delantero centro, aunque normalmente para jugar con un delantero centro al lado. En el Málaga, donde despuntó, jugaba de ‘9’, pero siempre con un compañero cerca. Bien para asociarse, o bien para jugar al espacio, que es su fuerte. Puede encajar en el 1-4-4-2 que práctica Garitano siempre y cuando no prive al brasileño de espacio. Sabemos que Willian también es un delantero asociativo, que suele caer a banda izquierda para jugar y crear sitio a sus compañeros. O como un lanzador para bascular el balón del lado izquierdo al derecho. Si el canario no irrumpe en su hábitat, puede ser importante, sobre todo, a la espalda de la defensa.

Del mismo modo y aunque no es extremo, también se puede ubicar en ambas bandas, preferiblemente en la izquierda (en el Sevilla partía de ahí mientras que con el Barça por la derecha en algunas ocasiones). Donde más cómodo se encuentra es en la izquierda. Realiza el ya habitual movimiento de dentro a fuera para trazar diagonales a la espalda del central derecho.

Del mismo modo, también tiene capacidad para encarar y buscar el golpeo al palo largo. El único pero que le encuentro es que no suele encarar en el 1×1 por fuera, puesto que no saca centros con la zurda desde línea de fondo. Algo que sí que podría hacer desde el otro costado, por velocidad podría colgar centros laterales desbordando al defensor.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: