Mikel Merino, diamante por pulir

Imagen: Mundo Deportivo

La Real ya tiene a su fichaje estrella del verano dando fin al habitual gran culebrón del verano realista. El pamplonés ha firmado por 5 años con el club donostiarra y en breve se pondrá a disposición de Asier Garitano.

A pesar de su corta edad (22), el bueno de Mikel ya ha tenido experiencia en clubes internacionales como aquel Borussia Dortmund de Thomas Tüchel o el equipo del que proviene, el Newcastle. Sus inicios sin embargo, comenzaron en el Osasuna, donde fue pieza fundamental para el regreso de los rojillos a Primera División. Y es que una de sus principales virtudes es que tiene la capacidad de jugar bien en cualquier posición, rodeado de distintas piezas y en muchos contextos distintos.

De esa forma dio el paso adelante en la capital navarra. Siendo un jugador alto (1’88m) es poderoso físicamente y tiene la capacidad para chocar y saltar en la medular. En el año del ascenso, jugó de todo y en todo. Jugó en banda, de pivote, como interior con recorrido. En el conjunto alemán la mayor parte de su actividad fue como central, aunque su mejor posición es la de mediocentro con carácter defensivo.

También tiene en su palmarés el campeonato de Europa con la selección sub-19, cuando en 2015 acabó derrotando a la Rusia de Alexandr Golovin. En ese equipo destacaban Marco Asensio, Dani Ceballos, Pedraza, Rodrigo y David Concha, con el que coincidirá de nuevo si el cántabro no sale cedido.

Merino en clave Real

Imagen: Mundo Deportivo

Lo cierto es que Merino es un gran refuerzo para Garitano, pero no suple las carencias que tiene la Real en la parcela ofensiva. El propio Asier confirmó al Diario AS que no viene a suplir a Canales y a Xabi Prieto, sino que le ve como mediocentro. En este contexto, lo más lógico es que se coloque en el doble pivote junto a Illarramendi en el 1-4-2-3-1 que está implantando el de Bergara. Situarlo ahí supone liberar de tareas defensivas a Illarra, y él mismo tiene la capacidad para sacar el balón jugado.

No obstante, incluir en el once a Merino puede sacar del mismo a Zuru. O no. El pamplonés también tendría cabida en el 1-4-3-3 que también maneja Garitano, situando a Merino junto a Zurutuza e Illarra. Del mismo modo, si el esquema es el del doble pivote, Zurutuza podría adelantar su posición a la media punta ahora que poco a poco tiene menos capacidad física, o caer también en banda izquierda, donde rindió tan bien en la meritoria clasificación a la Champions.

Lo cierto es que la Real no tiene intención de fichar un media punta y sí un extremo. Por lo que está por ver quien ocuparía esa hipotético carril del 10. Oyarzabal gana papeletas para ello.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: