El triunfo de la paciencia

!! Victoria revitalizadora !! Una práctica y paciente Real Sociedad ha sumado esta tarde tres puntos de oro, tras imponerse merecidamente por 0-2 al Alavés en Mendizorrotza, poniendo fin de este modo a la racha de 4 partidos consecutivos sin ganar, y de 17 años sin vencer en Vitoria, con la satisfacción adicional de haber mantenido a 0 su portería.
Adaptándose a las circunstancias, la Real ha tirado de oficio para demostrar que es infinitamente superior a un Alavés cuyo único argumento esta tarde ha sido el de encerrarse temerosamente en su propia área.

No ha sido el primer rival, ni será el último que recurra a ello. Llámese Alavés, Rosenborg, Valencia, Zenit, Deportivo….. Casi todos hacen lo mismo. Quien se enfrenta a nuestra Real, renuncia a la posesión del balón. Podrán decir que es una táctica inteligente, pero en realidad supone un signo de respeto y reconocimiento a la Real, y un síntoma de debilidad.
El “status” de la Real hace tiempo que cambió. A día de hoy, todos son conocedores de nuestra calidad, y nuestros rivales sólo pueden alimentarse de nuestros errores. La Real en cambio, sabe que el destino de su suerte, depende única y exclusivamente de sí misma. Una prueba más del indiscutible salto de calidad que ha dado la Real desde que Eusebio Sacristán tomó las riendas de nuestro club.

Tras un mes de sinsabores motivados por errores propios, la Real ha vuelto por sus fueros, con una ilusionante victoria con la que vuelve a situarse en puestos europeos, y amansa a las fieras que empezaban a ponerse nerviosas.
En una soleada tarde de sábado, y con una Mendizorrotza vestida con sus mejores galas, Eusebio planteó una alineación lógica y coherente. Aritz Elustondo volvía a la titularidad como central, mientras que Zubeldia sustituía al lesionado Zurutuza para acompañar a Illarramendi en el doble pivote.

Enseguida comprobamos cuáles eran las intenciones de Gianni De Biasi. Técnico italiano de la vieja guardia, el entrenador alavesista decidió atrincherar a sus jugadores en su propio campo recurriendo a faltas e interrupciones para detener el ritmo del partido.
Una vez más, el factor campo era lo de menos. La Real tenía un frontón delante, y debía armarse de valor y paciencia, para buscar el modo de deshacerse de la tela de araña tejida por De Biasi.

Con una posesión del esférico que rondó el 75%, el equipo txuri urdin intentó durante toda la primera mitad, buscar sin demasiado éxito espacios para poder penetrar en la nutrida defensa numantina del equipo vitoriano.
En uno de los fondos, en los primeros minutos de la contienda había una pancarta que rezaba “no se puede bailar sin música”. Una frase que parecía un presagio de lo que iba a ocurrir esta tarde. La Real quería bailar, pero la música no sonaba. Dos no pueden bailar si uno no quiere.

Lo cierto es que la primera parte fue bastante tediosa, y la única oportunidad clara que recuerdo por parte de la Real fue un buen tiro de rosca de Juanmi desde la frontal del área en el minuto 25, que obligó a lucirse a Pacheco para repeler el balón que iba hacia la escuadra.
Por parte alavesista, su solitario acercamiento se produjo en el minuto 29 como producto del único regalo que la Real le concedió esta tarde. Un error de Aritz Elustondo, permitió a Pedraza avanzar hacia el área, dar el pase de la muerte hacia Munir quien remató a las nubes cuando nos temíamos ya lo peor.

Antes del descanso, el imberbe colegiado Alberola Rojas tuvo el feo detalle de parar un peligroso contragolpe de la Real, cuando el reloj apenas había llegado al minuto 45.
La segunda parte dejó aún más al descubierto las cartas de cada equipo. Una Real dominadora, y un Alavés sumiso, aunque en honor de la verdad, las ocasiones brillaban por su ausencia en ambos lados.

El centro del campo de la Real no destilaba creatividad, y nuestros killers Juanmi y Willian José eran dos islas. Incluso la mejor ocasión fue del Alavés, cuando Pedraza disparó con peligro en el minuto 57, con un Rulli mal colocado, aunque el balón se fue fuera. A pesar de ello, debo reconocer que nuestro discutido arquero argentino se ha mostrado seguro en el juego aéreo.
En el minuto 67, Januzaj entró en sustitución de Juanmi, para intentar oxigenar nuestro ataque.

Los minutos pasaban lenta y pesadamente, y el 0-0 parecía inevitable, hasta que el minuto 77, la Real abriría por fin la lata.
Kevin con casta recupera un balon perdido, y centra hacia el área. Odriozola desde la banda contraria recoge el esférico, y centra con mesura a Mikel Oyarzábal quien ante la oposición de tres jugadores albiazules, remata con sutilidad batiendo a Pacheco en el palo corto.

Era el 0-1 que fue celebrado con efusividad por el bueno de Mikel, que en la primera mitad había sufrido una herida de guerra por el taco de un jugador rival. Mikel Oyarzábal sin hacer ruido, sigue consagrándose como una de las máximas referencias de esta joven y nueva Real. Se entrega como el que más, asiste con maestría, y también sabe definir. Y todo ello a sus radiantes y envidiables 21 años. Una joya que está ya pulida, con toda una larga vida profesional por delante.
Este gol dejó KO a un triste Alavés (mucho deberá cambiar si no quiere descender a Segunda).
Ni tan siquiera tuvimos que sufrir en la recta final, ya que en el minuto 81, Aritz Elustondo, tras asistencia de Xabi Prieto puso el 0-2 en el luminoso con dedicatoria hacia el cielo incluida (seguramente en recuerdo de su padre).

9 años después de la sombría tarde de 2008, y en la misma portería que encarnó aquel drama, la Real se había quitado la espina del pasado.
Esta vez no hubo invasión de campo de la afición del Alavés como en 2008, ni gritos de “A Segunda” como en 2000. La alegría era propiedad exclusiva de la parroquia realista presente en las gradas, y de los miles de seguidores que disfrutábamos desde la pequeña pantalla.

La Real había logrado una sanadora y valiosa victoria en Vitoria, en un partido poco vistoso por la destructiva actitud del Alavés, pero que acabó premiando con justicia al único equipo que quiso ganar, que sin duda, fue el nuestro.
Además, la Real consigue mantener su portería a cero lo cual no ocurría desde el 29 de agosto cuando derrotamos por 3-0 al Villarreal.

Con este triunfo, vuelve la calma y el optimismo al universo txuri urdin. Somos séptimos (puesto que equivale prácticamente a clasificación europea), estamos a 3 puntos de la zona Champions, hemos marcado 19 goles en 8 partidos, llevamos ya 3 victorias a domicilio en 4 partidos aplicando la ley del rodillo, y tenemos por delante un calendario que nos hace entrever que seguiremos escalando en la tabla.
La Real ha superado el bache del último mes, y vuelve a hacernos soñar. Este es el dulce presente que nadie nos puede arrebatar. Nuestros jugadores podrán cometer errores en partidos puntuales que tengan su precio, pero la Real hace tiempo que dejó de jugar la liga de equipos como el Alavés, dicho sea con todos los respetos.

Como bien dijo Roberto Mancini, entrenador del Zenit, “si en un partido nadie cometiera errores, el resultado sería siempre 0-0”. Es necesario poner en una balanza las virtudes y defectos del equipo, y sin duda esta se inclina claramente a favor de los inmensos dones del equipo donostiarra.
Esta Real irradia juventud acompañada también de madurez, ofrece casta, compromiso, calidad, espectáculo, ambición, instinto, ilusión, y también paciencia. Hoy esta última virtud ha sido la más importante para lograr una victoria que permite desprendernos de algunas ásperas ramas que habían surgido durante las últimas semanas. Volvemos a ver despejado el bosque, y seguiremos caminando por él con toda nuestra ilusión, hasta que encontremos ese paraíso que anhelamos se manifieste esta temporada en una Real campeona.
Con la moral recobrada, el jueves que viene, nuestra Real visitará Macedonia en la tercera jornada de la fase de grupos de la UEFA Europa League, con la convicción de ganar al Vardar y seguir acrecentando nuestra irrefrenable ganas de soñar con el equipo que llevamos en nuestro corazón, y del que nos sentimos tan orgullosos.
Zorionak Real !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: