Trapecistas sin red

!!! Valor y fragilidad !!! Nuestra Real Sociedad ha vuelto a mostrar este mediodía sus virtudes y sus defectos, tras empatar a 4 ante el Betis en el estadio de Anoeta, en un espectacular encuentro lleno de alternativas, goles y emoción de principio a fin.
En estas últimas semanas, nuestros jugadores se han convertido en unos valerosos trapecistas que realizan bellas acrobacias las cuales valoramos por su vistosidad, pero que al mismo tiempo nos llenan de temor, porque sentimos que nuestros jugadores viajan sin red, y al menor error, corren el riesgo de caerse al suelo.

Agradecemos la casta y el espíritu indomable de un equipo que es capaz de rehacerse a cualquier golpe como ha vuelto a mostrar hoy, pero la preocupación sigue latente ya que seguimos siendo demasiado vulnerables en tareas defensivas.
El 4-4 ante el Betis, puede ser interpretado externamente como un homenaje al fútbol (como ha llegado a definir Quique Setién), pero tras la resaca del fragor de la batalla, nos queda la sensación final de que el punto obtenido esta mañana, aunque pone fin a la racha de cuatro derrotas consecutivas en partidos oficiales, no sacia nuestra necesidad de volver a ganar y de recuperar la consistencia defensiva.

Nuestra Real sigue empecinada en seguir inmersa en una profunda contradicción, que le ha hecho cuestionar los mejores y los peores récords en nuestra historia.
Sólo cuando fuimos subcampeones de liga en las temporadas 1930-1931 y 2002-2003, habíamos marcado más de 17 goles en los primeros 7 partidos de liga, pero por el otro lado, sólo en las temporadas 1941-1942 y en la 2000-2001 (con el ínclito Clemente en el banquillo), habíamos recibido más de 17 goles en este primer intervalo de liga. El extraño caso del Doctor Jekyll y Mr. Hyde escapa de la ficción, y encuentra su realidad en nuestro querido equipo.

En una desapacible mañana de domingo con una constante lluvia que no nos ha dado tregua en toda la jornada, aunque con una temperatura agradable, más de 20.000 espectadores nos dirigimos a nuestro templo futbolístico, sorteando el aluvión de paraguas que encontrábamos en el camino, para encontrar cobijo en nuestras gradas.
La afición txuri urdin una vez más ha estado a la altura de las circunstancias, recibiendo con cariño a nuestros jugadores a pesar de los últimos resultados, y apoyando y animando infatigablemente durante toda la contienda.

Eusebio puso en liza al equipo esperado. Raúl Navas regresaba a la titularidad tras un mes de baja por lesión, mientras que jugadores como Illarramendi, Willian José y Juanmi volvían al once inicial respecto al equipo que cayó esta semana en San Petersburgo.
Quique Setién por su parte, tampoco sorprendió demasiado con su alineación, confiando en su tridente ofensivo formado por Guardado, Sanabria y Joaquín.

La Real, a mi juicio, salió algo nerviosa al césped, y a los pocos segundos de iniciarse la contienda, Gero Rulli ya hizo una de las suyas con un pase arriesgado que nos quitó la respiración.
El Betis con la seguridad que le da su buena salud en la tabla, entró más confiado en el terreno de juego, y Sanabria tras avisar en el minuto 5, lograría a la jugada siguiente marcar el 0-1, en una buena jugada combinativa de los sevillanos, aunque el gol debió ser anulado ya que el delantero bético estaba ligeramente adelantado.

A pesar del mazazo, la Real demostró que su capacidad de reacción no tiene parangón. Pronto halló la posesión del balón, y con un Betis agazapado, buscó con fe la portería de Adán. En el minuto 13, una de las habituales cabalgadas de Álvaro Odriozola desembocó con un centro del lateral realista, a la posición de Willian José que con un certero cabezazo rompía su sequía goleadora, empatando la contienda.
El crack brasileño ha vuelto por sus fueros, no solo al recuperar su instinto goleador, sino por el espléndido encuentro realizando, ganando constantemente la espalda a los jugadores rivales, e hilvanando con ello jugadas de peligro.

La Real siguió dominando el partido y en el minuto 26, llegaría una magistral jugada que nos hizo levantarnos de nuestros asientos. Willi realiza una asistencia con el tacón a Kevin, que centra a la posición de Mikel Oyarzábal quien remacha con maestría a la red. Una jugada de salón que demostró las condiciones técnicas de nuestros jugadores. A destacar especialmente a Oyarzábal que sigue dando un plus a esta Real.
Con el 2-1, la Real por fin volvía a sentir lo que era ir ganando en un partido, pero poco iba a durar nuestra alegría ya que en el minuto 28, a la salida de un córner, Feddal ponía el 2-2.
No llevábamos ni media hora de partido, y ya estábamos viajando en una montaña rusa. Una vez más, los ataques se imponían a las defensas.

Tras una trepidante primera parte, los segundos cuarenta cinco y minutos seguirían el mismo patrón.
Nada más comenzar el segundo acto, la Real cumpliría su habitual cupo de regalos prenavideños. Esta vez le tocó el turno, a Raúl Navas que en el centro del campo dio una asistencia mortal a un jugador del Betis, el balón llega a Guardado que hace un pase en profundidad a la posición de Joaquín que en el mano a mano bate a Rulli con un tiro seco.
Era el 2-3, y el drama se cernía en Anoeta, pero la Real supo una vez más encajar con dignidad el golpe, y seguir atacando con su particular estilo. Corría el minuto 57, cuando un gran pase de Zuru hacia Juanmi, permitió al delantero malagueño a pesar de su discreto control, realizar una pícara asistencia hacia Xabi Prieto para que en carrera batiera a Adán. Era el 3-3, y el partido era ya una auténtica locura que nos impedía seguir el partido sentados.

En el minuto 59, Zurutuza tuvo cerca el 4-3, pero Adán voló a la escuadra para evitarlo. Willian José también rondó un nuevo gol, pero su remate salió fuera. La Real llevaba la iniciativa, la grada rugía, y la victoria parecía a nuestro alcance.
Álvaro Odriozola con esa pasión que le caracteriza vio como su ceja se abría tras un encontronazo con la valla. Unos puntos de sutura y el bravo defensa volvía a la carga, ante la atronadora ovación de una afición entregada.

Eusebio dio entrada en el césped a Vela, Canales y Bautista, y se notó sobre todo la aportación del mexicano que con sus diagonales puso en más de un aprieto a un tocado Betis.
Sin embargo, los minutos pasaban y el 3-3 seguía en el luminoso. En el minuto 84, llegaría una jugada clave. La Real tiene un córner a su favor, el balón va a un jugador del Betis que con un solo pase deja a Sergio León en carrera en solitario hacia nuestra portería. Rulli una vez más hace la estatua y encaja el 3-4. Anoeta quedaba helada.

Pero la Real lleva el gol en sus venas, y no iba a rendirse. En el minuto 86, Illarramendi saca un córner, y cómo no, de la nada surgía Super Diego Llorente, que con un impecable cabezazo lograba el 4-4. Nuestro pichichi marcaba su segundo gol de la semana (el 5º en esta campaña), y sigue sorprendiendo a propios y extraños. Jamás un fichaje había sido capaz de marcar tantos goles en sus primeros partidos de la Real, y con el hándicap de ser un defensa.
Diego Llorente volvería a convertirse en héroe cuando en el descuento salvó un gol del Betis bajo palos, mientras que Rulli realizaría su única parada de la mañana en un golpe franco del rival. Algo paso con Gero. Sigue apático a la vez que nervioso, los remates del rival equivalen casi siempre a goles, y sus problemas sacando el balón con el pie han provocado los únicos murmullos de la grada en toda la mañana. ¿Es hora de dar una oportunidad a Toño Ramírez?

En el último suspiro, Diego Llorente fue objeto de penalti, pero Álvarez Izquierdo no quiso ver nada, y obviamente esta jugada pasará desapercibida en la opinión pública que nos desprecia. En la primera jornada, la Real fue el conejillo de indias de muchos medios que ponían el ejemplo del penalti que nos concedieron en Balaídos, para justificar la necesidad de implantar el VAR. ¿Dónde quedan ahora esas plegarias? Si la Real es víctima de un atropello arbitral nadie dice nada. Parece que perjudicar a la Real es la consigna natural, y frente a ella, sólo existe el silencio.
Y así, llegaríamos al final de un trepidante encuentro que nos hizo vivir uno de esos partidos que se degustan en los buenos momentos, pero que despiertan dudas cuando el presente no es tan placentero.

No es la primera vez que un partido entre la Real Sociedad y el Betis se convierte en un espectáculo de goles. Todos recordamos el 3-3 de la temporada 2002-2003, que nos dejó un buen poso porque estábamos en lo más alto de la tabla, o el 3-3 de la temporada 2012-2013, que también dejó un grato recuerdo porque estábamos en plena remontada “montanierada”, con rumbo a la Champions.
Hoy en cambio, los precedentes que arrastrábamos, hacen que este 4-4 no sea visto con tan buenos ojos por los que adoramos a la Real, ya que consolidan nuestras dudas defensivas.

Con este empate, llegamos al segundo parón liguero ubicados en el 8º puesto de la tabla, aunque muy cerca de los puestos europeos y con mejor puntuación que la que ostentábamos en la jornada 7 de la excelente pasada campaña.
Esta Real se merece un voto de confianza. Un equipo que lucha como lo hace el nuestro, y que se levanta cada vez que le tiran a la lona, sólo se merece nuestro cariño.

Es verdad que seguimos sin encontrar el antídoto para detener la sangría de goles recibidos, y que sufrimos cuando no tenemos el balón, pero también gozamos de virtudes que nos permiten seguir mirando con ilusión el futuro.
Lejos quedan los tiempos en los que no había ni actitud ni aptitud. Ahora el equipo quiere, puede y sabe, y no tengo duda de que hallaremos la tecla para volver a ser fuertes atrás.
Tenemos dos semanas por delante para que nuestros “trapecistas” puedan seguir entrenando, y encuentren el modo de recuperar esa red que nos permita caminar con más seguridad.

Los aficionados txuri urdin seguiremos idolatrándoles porque con su valor se han ganado nuestro corazón, y sus defectos que les hacen más humanos, son corregibles.
Dentro de dos semanas, volveremos con más fuerza, porque seguimos teniendo muchos sueños por cumplir.
Aupa Real !!!!!!!!!!!!!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: