Sensaciones contradictorias

SENSACIONES CONTRADICTORIAS

Un punto y gracias. Nuestra Real Sociedad se ha debido conformar esta noche con un amargo empate a 2 ante el Leganés, en el estadio de Butarque, desaprovechando dos goles de ventaja en una lamentable segunda parte, en la que estuvo a merced del equipo pepinero.

A pesar de que este botín sirve a la Real para mantener su imbatibilidad (4 puntos sobre 6), y le permite poder dormir durante unas horas como líderes, hay que ser justos y reconocer que el equipo txuri urdin tras unos brillantes 20 minutos iniciales, se ha ido desinflando como un globo hasta el punto de empequeñecerse hasta la máxima expresión.

Butarque se ha vestido de gala, para recibir a su hijo predilecto Asier Garitano, con una magnifica entrada.

Nuestro técnico bergarés decidió introducir dos cambios respecto al equipo que venció la semana pasada en Villarreal. Zurutuza entraba en lugar de Mikel Merino, y Juanmi por Rubén Pardo, lo cual interpretamos como un deseo de nuestro técnico de potenciar el aspecto ofensivo.

Tras unos primeros instantes de tanteo, la Real tomó pronto las riendas del choque.

Al filo del minuto 10, una buena asistencia de Willian José permitió a Juanmi encarar solo a Cuéllar, pero el ariete malagueño definió con un timorato remate.

Pocos segundos después, la Real trazaría una impresionante jugada colectiva. Oyarzábal asiste con tacto a Zaldúa, quien se adentra como un poseso en el área, y da el pase de la muerte al desmarcado Zurutuza que remacha a la red. Era el 0-1.

La Real estaba desbocada y en el minuto 12, de nuevo un imperial Zaldúa penetra por su banda derecha tras dejar sentado a un defensa leganense, centra con precisión, Juanmi cabecea, rechaza Cuéllar, y desde el punto de penalti, Asier Illarramendi remacha con una potente volea.

0-2, y el rodillo realista emergía como en sus mejores tiempos. La Real estaba jugando a placer, apenas sufría en defensa, dominaba los tiempos en la media con el sherpa Illarramendi y un laborioso y a la vez brillante trabajo de Zubeldia, aunque una figura emergía por encima de todas: Joseba Zaldúa.

Álvaro Odriozola dejó el listón muy alto en el lateral derecho, pero Joseba lo está superando con creces.

A la media hora, se produjo uno de los hechos que marcaría el destino del envite. Diego Llorente caía lesionado de gravedad (esperemos al diagnóstico definitivo, pero los augurios son preocupantes), y debía ceder su puesto a Aritz Elustondo.

A partir de ese momento, la Real incomprensiblemente desapareció del césped, y el Leganés estuvo cerca de recortar distancias antes del descanso con un cabezazo de Carrillo que repelió el travesaño por partida doble.

A pesar de ello, nada hacía prever la debacle que viviríamos tras la reanudación.

Los segundos 45 minutos evocaron a la peor Real que hemos visto en mucho tiempo. A mi juicio, no es comparable a lo vivido en Villarreal, porque allí, la Real no estuvo tan sometida como esta noche sí lo ha estado ante un equipo que a priori luchará por la permanencia.

El monólogo del Lega fue incontestable. Pérdidas de balones constantes de la Real, falta de intensidad de algunos de nuestros jugadores, llegadas por bandas de los atacantes pepineros sin apenas oposición, futbolistas rivales desmarcados………….

Todo ello se tradujo en el 1-2 de El Zhar en el minuto 54, y en infinidad de ocasiones que no supo materializar el equipo madrileño:

  • Un disparo de Ezequiel Muñoz que salió fuera por poco.
  • Un gol anulado a Ojeda en un balón que se les escurrió a Rulli, pero cuya jugada vino precedida de una mano de un jugador del Leganés.
  • Cabezazo de Michael Santos que salva bajo palos Héctor Moreno.
  • Cañonazo de Rubén Pérez que salva con una prodigiosa estirada Rulli
  • Cabezazo de Siovas tras un saque de esquina que sale limando el poste.
  • Un remate en semifallo de Carrillo que se va fuera por milímetros.

La Real estaba siendo maniatada por el Leganés, y las entradas de Merino y Pardo para volver al once de La Cerámica, no sirvieron para dar empaque a un equipo tácticamente descosido.

No obstante, algunas galopadas de coraje de Zaldúa, permitían a la Real intentar buscar aire, aunque la gran oportunidad txuri urdin llegaría en el minuto 81.

Zubeldía recupera el esférico en el centro del campo, y se dirige al área rival iniciando el contragolpe. Cuatro realistas frente a un solitario defensa del Leganés. Zubeldía centra con precisión a Willian José, pero asombrosamente nuestro crack brasileño con todo a su favor es incapaz de definir correctamente y remata al cuerpo del Pichu Cuéllar.

La Real no supo sentenciar, aunque siendo honestos, no lo merecía, y en el minuto 88, el Leganés encontraría la justicia con el gol de El Zhar, tras un balón en largo sin aparente peligro, que no fue bien defendido por Aritz Elustondo. El 2-2 subía al luminoso, mientras que el VAR volvía a quedarse mudo a pesar de la posible irregularidad del gol por mano en el control.

Afortunadamente, el encuentro estaba a punto de expirar, y no hubo tiempo material para que se consumara una tenebrosa remontada total al estilo de la que nos endosó el Lleida en la Copa del Rey.

En el último instante, la Real tuvo una falta lateral a su favor, pero Rubén Pardo la ejecutó con un chut centrado que no puso en peligro a Cuéllar, y así concluía un desconcertante duelo, que nos hizo viajar de la ilusión inicial a la frustración final, y de la que saco las siguientes conclusiones positivas y negativas:

LO POSITIVO

  • Zaldúa vuelve a brillar por segunda semana consecutiva, con un rendimiento que mejora incluso a la mejor versión de Odriozola.
  • Jugadores como Zubeldia, Héctor Moreno, Llorente (hasta que la lesión se interpuso en su camino), Rulli….. parecen encontrarse más entonados y cómodos en esta nueva etapa.
  • La excelente imagen ofrecida en los primeros 20 minutos.
  • Todos hubiésemos firmado sumar 4 puntos sobre 6, en estos primeros dos partidos, que no olvidemos, la Real ha jugado en campo contrario.

LO NEGATIVO

  • Un patético segundo período, que esperemos quede en una efímera pesadilla, porque con todos mis respetos, no podemos permitirnos ceder completamente la posesión a un equipo como el Leganés, y que nos genere tantas ocasiones de gol.

Garitano debe reflexionar porque días como los de hoy, son los que separan el grano y la paja, a la hora de lograr o no, el billete europeo, y en los que la Real debería demostrar su teórica superioridad.

  • El partido de Theo ha dejado mucho que desear, mientras que Merino apenas ha intervenido en la segunda parte, aunque hay que tener paciencia ya que sólo llevan dos partidos entre nosotros.
  • Willian José y Juanmi, héroes en Villarreal se transformaron en villanos esta noche, errando dos oportunidades que no suelen perdonar y que condicionaron el resultado final.

En fin, un partido de contrastes, que al menos ha permitido a nuestra querida Real continuar con una dinámica sumadora en esta ruda fase inicial de campeonato a la que la Real está sobreviviendo con coraje, sin conocer aún la derrota, y en la zona alta de la clasificación.

Aupa Real !!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: