CÓMO REÍRSE DE UNA AFICIÓN

¡Vergüenza! Nuestra Real Sociedad hizo el ridículo anoche en el Santiago Bernabéu, cayendo por 5-2 ante el Real Madrid, en un encuentro en el que nuestros jugadores tan sólo hicieron acto de presencia física en el coliseo blanco, mostrando una desidia y un sentimiento de inferioridad con las que insultaron a la afición txuri urdin.

He preferido esperar unas horas para intentar dejar reposar mi indignación, aunque es difícil encontrar tacto ante semejante burla.

Al igual que tantos otros seguidores realistas, en apenas 24 horas, entre ida y vuelta, recorrí en bus 904 kilómetros, pasando dos noches prácticamente en vela, pero con la ilusión en mi corazón de ver a nuestra Real al menos competir ante el actual campeón de Europa, y en uno de los estadios más emblemáticos del mundo futbolístico.
Lo mínimo que merecíamos es que nuestros jugadores se dejaran la piel en el césped.

Podemos comprender que pierdan, incluso que encajen cinco goles ante la pegada del Real Madrid, pero en ningún momento, que salgan derrotados de antemano.
Mientras nuestros jugadores caminaban como momias vivientes sobre el césped, y los goles del Real Madrid se iban sucediendo uno tras otro, en los anfiteatros superiores del Bernabéu, varias decenas de seguidores de la Real, queríamos que nos tragase la tierra.

No estaban solos en el Bernabéu. Muchos confíabamos en la proeza. Incluso algunos aficionados tuvieron fuerzas de seguir cantando en pleno descalabro. Pero nuestros jugadores sólo supieron responder con la desoladora frase “hoy me borro”.
Sin embargo, al menos a mí, no me amargaron el día. Los aficionados somos fieles, pero tampoco somos tontos. Cuando nos desplazamos fuera a animar a nuestro equipo del alma, sabemos que no podemos supeditar el balance de nuestra experiencia al resultado en el césped, sino a cómo has vivido la aventura.

Y en mi caso ayer, al mismo tiempo que sufrí, también disfruté.
Disfruté porque compartí un maravilloso viaje de confraternización con la Peña Madridista de Errenteria, en el que seguidores realistas y madridistas animamos con cariño cada uno a nuestro respectivo equipo, respetándonos entre todos y compartiendo muy buenos momentos.
Disfruté porque descubrí durante todo el día lugares de Madrid que no conocía, con un ambiente inmejorable.
E incluso hubo algún pequeño momento en el estadio en el que disfruté y me emocioné, con los cánticos de la afición realista de apoyo a ese sentimiento llamado Real Sociedad, que ayer fue tan golpeado por nuestros propios jugadores, e incluso me atrevería a decir que por nuestro propio entrenador.

Y es que nunca podemos olvidar, que siempre será un orgullo animar a la Real, en todo tipo de circunstancias. Ayer dimos una lección a nuestra plantilla y a nuestro cuerpo técnico, con nuestros gritos de “Real”, haciéndoles ver que a diferencia de ellos, nosotros sí respetamos esa bendita palabra. La conciencia de la afición siempre está limpia. Así llegamos a Madrid, y así nos marchamos.
Los jugadores de la Real nos fallaron anoche, pero el alma de la Real sí estuvo viva durante el partido, y nosotros sí tuvimos la fuerza y la fé de saber acompañarla.

No voy a detenerme con demasiada profundidad en la narración de un partido sin historia.
En un sábado con un clima realmente agradable en Madrid, al que también colaboró el reconfortante sistema de calefacción ubicado en los techos del Santiago Bernabéu, Eusebio nos sorprendió negativamente con su alineación.

A pesar de su excelente partido ante el Deportivo, Zubeldia volvía a la suplencia, mientras que el central mexicano Héctor Moreno, al que se ha fichado para ocupar la vacante dejada por Íñigo Martínez, ni tan siquiera viajó a Madrid, por decisión técnica de nuestro entrenador.
Eusebio decidió confiar en la misma defensa que ante el Deportivo, y recuperar a Zuru para ser el acompañante de Illarramendi en el doble pivote. En la media, Xabi Prieto, Canales y Oyarzábal formaron de la partida, con Juanmi como único punta.

Tan sólo hicieron falta 45 segundos desde el pitido inicial, para comprobar hacia dónde iban a ir a los derroteros del partido. Un Real Madrid hipermotivado trenzó su primera jugada de peligro, ante una Real que con pasividad tan sólo seguía el balón con la mirada. Cristiano Ronaldo recibe el esférico en la banda izquierda, centra, y Lucas Vázquez de cabeza logra el 1-0.
Nuestra ilusión empezaba a morir, y nuestra vergüenza comenzaba a brotar en nuestro corazón. A partir de ahí, la primera parte se convirtió en un auténtico calvario. El Real Madrid hizo lo que quiso en el césped. En el minuto 37, ya ganaba 4-0, tras dos goles de Ronaldo y uno de Kross. Pero tranquilamente, pudimos llegar al descanso con un 8-0 en contra. Dos tiros al poste, infinidad de acometidas en las cercanías del área de Rulli….
.
Los cuatro seguidores realistas que compartimos fila en el Tercer Anfiteatro del Bernabéu, nos mirábamos cariacontecidos. No teníamos palabras para expresar nuestra frustración.
Nuestros jugadores se estaban riendo de nosotros. 0 presión, 0 remates a puerta, 0 remates fuera, 0 saques de equina, casi ninguna falta. Frente a nuestra ilusión, ellos estaban apostando por el horror.

Tras el descanso, el Real Madrid bajó voluntariamente el pistón pensando en su próximo compromiso ante el PSG, y la Real maquilló el resultado con los goles de Bautista e Illarramendi aunque esta vez no salvó su honor, como sinceramente creo que sí hizo en Villarreal.
Cuando he defendido que la Real ha tenido actitud, lo he hecho porque así lo había sentido. Lo de ayer, en cambio no tiene ni la más mínima justificación.

Tras esta goleada, la Real continúa anclada en el 14º puesto, a 8 puntos del descenso a Segunda División. Con 45 goles encajados (media de 1,96 goles por partido), vamos camino de poder acabar la temporada, encajando 74 goles, el segundo peor registro de la historia txuri urdin (sólo superado por los 77 goles encajados en 1942).
Mucho me temo que nuestro único objetivo en lo que resta de liga, va a ser la permanencia en Primera, salvo una reacción de proporciones mayúsculas que tanto anhelamos, pero cada vez más utópica.

También debo reconocer que Eusebio me decepcionó profundamente ayer, con su alineación y lectura del partido. El domingo que viene ante el Levante volverá a jugarse su pellejo, pero más allá de ello, su continuidad de cara a la temporada que viene, parece cada día más difícil de fraguarse.
Si el balance al final de liga es el que atesoramos actualmente, comprendería que la Real decidiera cambiar de aires en el banquillo. De todos modos, el mundo del fútbol da muchas vueltas. Aún nos queda una bala en la récamara llamada UEFA Europa League, y en ella vamos a depositar nuestros últimos y aún ilusionantes sueños.

Quiero acabar esta crónica, con una anécdota que viví ayer en Madrid, y que representa lo que estamos viviendo en estos momentos. Hacia las 4 de la tarde, mientras los miembros de la pequeña expedición realista que compuso nuestro viaje estaba esperando en la acera de una céntrica calle madrileña, que el semáforo se pusiera en verde, el autobús oficial del Éibar pasó como una exhalación ante nuestros ojos, rumbo a Leganés, donde horas después volvería a lograr una nueva victoria que engrandece aún más su leyenda.
Una metáfora que representa una realidad. Mientras la Real está parada y absorta ante el devenir de una liga en el que se encuentra incómoda, el Éibar está siendo el único equipo guipuzcoano que está representando con dignidad a nuestra provincia.

Por favor, jugadores, entrenador, directiva, !!! despertad ya !!!. Nos merecemos mucho más. Os he defendido porque siempre he creído en vosotros, pero lo de ayer, no tuvo nombre.
Aún hay un sueño por luchar, y una permanencia por garantizar con la mayor dignidad posible.
Por el respeto a una de las aficiones más pacientes y fieles del mundo, no os riais más de nosotros.
Aupa Real !!!!!

Puntuación de los jugadores (de 0 a 10)

Rulli 1
Odriozola 1

Raúl Navas 0

Aritz Elustondo 0

De la Bella 0

Illarramendi 1

Zurutuza 0

Xabi Prieto 0

Oyarzabal 0
Canales 0
Juanmi 1
Bautista 5
Guridi 2
Zubeldia 3

Clasificación general tras 31 partidos (23 en liga + 6 en UEFA + 2 de Copa del Rey)
Illarramendi 184
Xabi Prieto 181
Willian José 172
Oyarzabal 158
Canales 151
Odriozola 151
Rulli 143
Januzaj 127
Diego Llorente 126
Zurutuza 120
Juanmi 116
Zubeldia 104
Íñigo Martínez 89
Vela 80
Aritz Elustondo 78
De la Bella 75
Kevin 73
Raúl Navas 61
Bautista 54
Gorosabel 29
Agirretxe 26
Ruben Pardo 19
Guridi12
Toño Ramírez 11
Guevara 6
Carlos Martínez 1

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: