Lección de pegada de una imponente Real

Ni la lluvia es capaz de deslucir el juego de la Real. Nuestro querido equipo ha logrado esta tarde en Anoeta, una práctica, cómoda, justa y convincente victoria por 3-1 ante el Éibar, que le permite ascender al 7º puesto de la clasificación, romper la racha de más de dos meses sin victorias caseras en liga, y poner un broche perfecto a una semana impecable.
Hemos disfrutado de un partido en el que la Real se ha mostrado como un equipo equilibrado en todas sus líneas, ofreciendo seguridad en defensa, creatividad en el centro del campo, y efectividad arriba, con una pegada tan temida como conocida.

Los números hablan por sí solos. La Real ha marcado ya 39 goles en los 16 partidos oficiales que ha disputado entre Liga, Copa del Rey, y UEFA Europa League. Una media de 2.44 goles por partido. Una marca que no encuentra parangón en la historia txuri urdin a estas alturas del campeonato.
Pero la valía de esta Real no se mide exclusivamente en el número de sus goles, sino en las sensaciones que transmite, y es que nuestro equipo muestra tal madurez en su juego, que le permite ganar como un equipo grande, sin necesidad de forzar el pistón.

También debo reseñar la elogiable valentía de un Éibar que a pesar de hincar la rodilla, ha ofrecido una propuesta digna, sin encerrarse en su área, y cuestionando incluso la posesión del balón a nuestra Real que ha tenido que encontrar un camino distinto al que acostumbraba, para hacer realidad su fin.
Si sigue en esta línea, estoy convencido de que el Éibar logrará su permanencia en Primera que por mi parte, deseo con todo mi corazón.

En una desapacible y fría tarde de domingo, con una lluvia que durante varias fases del partido ha querido hacer acto de presencia de una forma virulenta, los aficionados realistas hemos acudido fielmente a nuestra cita con la Real.
Salvo una pequeña representación de seguidores eibarreses en la parte superior del Fondo Este, la verdad es que no he percibido un ambiente de derby (con las obras de remodelación de Anoeta, los aficionados forasteros no tienen tantas entradas disponibles).

Eusebio sacó en liza a un once que podemos definir como el de gala. Rulli en la portería una línea de cuatro formada por los laterales Kevin y Odriozola, y los centrales Llorente e Íñigo Martínez, En el doble pivote, Illarramendi y Zurutuza, en el medio Xabi Prieto, Oyarzábal y Januzaj,y como punta, Willian José.
El Éibar ha entrado mejor en el partido, y en los primeros 10 minutos, ha llegado a rematar hasta tres veces a puerta, aunque fuera a través de inocentes disparos de Kike, Inui y Enrich que fueron repelidos sin problemas por Gerónimo Rulli.

Si embargo, la Real en el minuto 12 en su primer acercamiento, haría diana. Odriozola centra desde la banda derecha, y Willian José con un vuelo majestuoso, se eleva por los aires para cabecear con maestría al fondo de las redes. 3º gol en liga del brasileño (7 si sumamos los de UEFA), que hoy ha realizado un encuentro memorable, recordando al de la temporada pasada, bajando hasta el campo rival, para aprovechar su juego de espalda y ayudar en la distribución del esférico.
Con el 1-0, la Real recuperó la batuta del partido, imprimiendo intensidad aunque el Éibar no se descompuso obligando a Rulli a hacer una gran parada.

En el minuto 23, Januzaj falló un gol a puerta vacía, pero apenas cinco minutos después, tras una asistencia de Xabi Prieto, el futbolista belga lograría marcar su primer gol como jugador txuri urdin, aprovechando un rechace del portero Dmitrovic.
Un gol que se merecía “Janu”, tras las constantes exhibiciones de calidad que ha mostrado desde su llegada a nuestra Real, y que hoy se han visto recompensadas con un gol.

Con 2-0 llegábamos al descanso, con una ovación a nuestros jugadores. Al minuto de la reanudación, la Real lograría el 3-0, tras un pase de maestro de Illarramendi hacia la posición de Oyarzábal que solo ante el portero armero, le batió con un remate raso.
Sin despeinarse y con una efectividad de casi el 100%, la Real había sentenciado la contienda.

A pesar de ello, el Éibar no desfalleció, encontró oxígeno con las entradas de Bebé y Sarriegi, y encontró su premio con el gol de Jordán en el minuto 72.
Poco después, una internada de Inui hasta dentro de nuestra área, pudo haber dado vida al Éibar, pero la Real supo despejar el balón, y los últimos minutos transcurriendo con suma tranquilidad, sin que los tres puntos corrieran ningún peligro.

Vela y Canales entraron en la recta final, del duelo mostrando claramente sus contrapuestos estados de ánimo y forma. Desmotivación del mexicano, e implicación máxima del cántabro que realizó una jugada espectacular que casi concluye en el 4-1.
Y así, el colegiado canario Trujillo Sánchez (no tuvo problemas para llevar el partido, aunque en más de una jugada no supo interpretar la ley de la ventaja), señalaría el final de un derby que la Real ganó con solvencia, sin necesidad de aplicar su rodillo.

Si repasamos las estadísticas, la posesión estuvo pareja (51% de la Real, por 49% de Éibar), los remates también (10 por la Real por 9 del Éibar) e incluso los eibarrases forzaron el doble de saques de esquina que los donostiarras.
Pero la sensación final que nos deja este partido, es que la Real supo jugar como un bloque, y mostrarse superior al Éibar tanto en calidad, como sobre todo en pegada.

Quiero destacar especialmente a Íñigo Martinez que poco a poco va regresando a su versión top lo cual da consistencia a nuestra defensa, a la nueva exhibición de Illarramendi, a nuestro incombustible capitán Xabi Prieto, y a un magistral Mikel Oyarzábal que ya lleva 7 goles, y que sigue enamorándonos con su casta.

De este modo, concluye una semana perfecta para la Real Sociedad, con dos victorias y seis goles, ante el Vardar y el Éibar que acallan las a mi juicios exageradas críticas que recibió nuestro equipo tras caer en Getafe.
Por delante tenemos un nuevo parón de dos semanas sin fútbol, y es hora de hacer de nuevo un pequeño balance que en el caso de la Real merece la calificación de sobresaliente.

  • 7º puesto en liga, con 17 puntos (solo 2 menos que en la temporada pasada en la jornada 11), siendo con mucha diferencia el mejor equipo vasco de esta liga, en zona europea y pisando los talones al Sevilla (a 2 puntos), y al Villarreal (a 3 puntos y con el average encarrilado a nuestro favor).
  • A un solo punto para conseguir clasificarnos matemáticamente para los 16º de Final de la Europa League, con el orgullo de que de los 48 equipos que estamos en fase de grupos, somos el equipo que más goles ha marcado, que más ha rematado a puerta, y que más posesión de balón ha acaparado,
  • Con el pase a los 8º de Final de la Copa del Rey encarrilado tras ganar en Lleida.

Esta es la huella de un imponente Real Sociedad, que sigue forjando los sueños de una temporada 2017-2018, marcada con una cruz por nuestro destino.
Sigamos disfrutando y soñando. Dentro de dos semanas, volveremos.
Zorionak Real !!!!

Puntuación de los jugadores (de 0 a 10)
Rulli 6
Kevin 6
Íñigo Martínez 9
Diego Llorente 8
Odriozola 8
Illarramendi 10
Zurutuza 8
Oyarzábal 10
Januzaj 8
Willian José 9
Xabi Prieto 8
Vela 2
Canales 7

Clasificación general tras 16 partidos (11 en liga + 4 en UEFA + 1 de Copa del Rey)
Xabi Prieto 102
Willian José 96
Illarramendi 95
Oyarzábal 90
Canales 87
Odriozola 84
Rulli 82
Juanmi 79

Diego Llorente 79
Januzaj 70
Zurutuza 62
Aritz Elustondo 61
Vela 59
Kevin 52
De la Bella 48
Zubeldia 43
ÍñigoMartínez 39
Bautista 37
Gorosabel 29
Raúl Navas 27
Ruben Pardo 19
Agirretxe 13
Toño Ramírez 9
Guevara 6

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: