Lección de intensidad y eficacia de una ilusionante Real

Imagen: Mundo Deportivo

Lección de intensidad y eficacia.

¡Un inicio de ensueño! Nuestra querida Real Sociedad ha tenido un inmejorable estreno en la liga 2018-2019, tras derrotar esta tarde merecidamente al Villarreal por 1-2 en el estadio de La Cerámica, en un excelente partido de nuestro equipo.

Una victoria de prestigio en el hogar de uno de los equipos más potentes del campeonato, que despeja cualquier posible duda que se hubiese generado durante la espesa pretemporada, y que nos llena de ilusión de cara al futuro.

Una nueva Real ha nacido, y podemos atrevernos a afirmar que es tan competitiva como la que alcanzó el éxito en 2013, 2014 y 2017.

Dicen que todos los caminos conducen a Roma. En su día, la Real apostó por una manera de entender el fútbol, la cual le dio muchos réditos. Ese proyecto por distintas razones expiró.

Ahora, esta regenerada Real apuesta por una vía diferente, que matiza pero no traiciona a la anterior, y que quizás sea menos vistosa, pero que sin duda, es igualmente meritoria, satisfactoria y loable.

Asier Garitano nos ha dado hoy una lección a todos los que durante este verano le hemos llegado a cuestionar. Existían temores probablemente infundados, de que la Real regresara a un estilo arcaico, acomplejado y conservador, en el que se concediera completamente la iniciativa a los rivales, y se abandonase el espíritu ganador.

Nada más lejos de la realidad. Nuestro entrenador y nuestros jugadores, han demostrado esta tarde que orden y valentía son compatibles, con una impecable lectura del partido, siendo ambiciosos desde el pitido inicial, dominando claramente la posesión en la primera parte, mostrando fortaleza mental al ser capaces de remontar un marcador adverso con una pegada envidiable, y sabiendo sufrir en los minutos finales, con un estoicismo que nos evoca a los valores de la Real ochentera.

Definitivamente, ha quedado acreditado que los partidos de pretemporada no son más que meros entrenamientos de los que no se pueden sacar conclusiones convincentes.

Hoy era el día de la verdad. El exigente trabajo de este verano tenía como objeto llegar al día D, en un momento óptimo, y los nuestros nos han ofrecido el mejor regalo posible, que reaviva la llama de la esperanza que se apagó en el curso pasado.

A la inmensa felicidad por la victoria se le suma el ilusionante début de nuestros nuevos jugadores (en especial, el de Joseba Zaldúa cuya garra defensiva y sus constantes subidas por las bandas nos demuestran que hay vida después de Odriozola), y la reivindicación de Gerónimo Rulli con una sobresaliente actuación que merece ser enmarcada.

Poco antes de las 20:15 horas, la Real saltó al verde del estadio de la Cerámica (que presentó una buena entrada), con un once remozado y con un sistema que he interpretado como un 4-5-1.

Rulli en la portería, una línea defensiva formada por Zaldúa y Theo en los laterales, con Héctor Moreno y Llorente como centrales. En la media, Illarramendi, Mikel Merino, Rubén Pardo y Zubeldia y Oyarzabal, y como único punta Willian José.

Los primeros 10 minutos fueron una declaración de intenciones de una descarada Real que sorprendió al Villarreal, presionándole en propio campo, y buscando con ahínco la portería de Asenjo. En ese intervalo, nuestro equipo forzó varios córners seguidos, destacando una clara ocasión de Mikel Merino.

A medida que avanzaba la contienda, el Villarreal despertó y aprovechó algún pequeño desbarajuste defensivo de la Real, para comenzar a probar a Rulli que en dos tiempos tuvo que detener un peligroso chut de Pedraza.

Hacia el minuto 15, una pérdida de balón en el centro del campo, permitió a Gérard Moreno, adentrarse en el área realista, tras ganar a Theo por la espalda, y superar también la oposición de Héctor Moreno, y remachar a la red, con un tiro raso.

El 1-0 fue un excesivo castigo para la Real que a pesar de ello, no se descompuso. Las ocasiones se sucedían en ambas áreas. Pudo lograr el Villarreal el 2-0 pero Rulli volvió a lucirse, mientras que Zubeldia estuvo cerca de empatar a la salida de un córner.

En el minuto 39, el Villarreal yerra en un saque de banda, lo que permite a Willian José encarar a Asenjo en posición algo escorada. Nuestro crack brasileño, define con sangre fría, con un potente disparo que pone  el 1-1 en el luminoso.

Al filo de la primera parte, se anuló un gol a Oyarzabal por una presunta falta previa de Diego Llorente. A pesar de que de las imágenes televisivas no se dedujo esa presunta infracción, el VAR no entró en juego (la tecnología tampoco parece querer aliarse con la Real en la búsqueda de la justicia que por decreto le niegan los antiguos hombres de negro)- por cierto, el señor que esta tarde ha manejado los hilos en la sombra de las cámaras era Hernández Hernández- sobradamente conocido por su antirealismo-.

Al descanso, un justo 1-1, con una posesión de la Real del 57%, y con estadísticas muy niveladas en cuanto a remates (6 del Villarreal, por 5 de la Real). Nuestra Real como acertadamente había vaticinado Garitano, estaba compitiendo con garantías en Villarreal.

En el segundo acto, es cierto que el Villarreal llevó claramente el peso del partido, pero la Real apenas se vio sometida, ya que no dejó de mostrar un impecable y ordenado dibujo táctico, con el que chocó constantemente el submarino amarillo.

Entre el minuto 46 al 70, la única ocasión realmente reseñable del Villarreal la tuvo Ekambi, mientras que la Real buscaba el gol en jugadas de estrategia, como un cabezazo de Llorente tras un saque de esquina que placó Asenjo.

Garitano supo encontrar el oxígeno adecuado que precisaba la Real con la entrada de David Zurutuza, en lugar de un voluntarioso Mikel Merino quien ha aprobado en su debut como jugador txuri urdin.

En el minuto 68, llegaría un cambio decisivo en el desarrollo del partido. Juanmi sustituía a un correcto Rubén Pardo. El duende de Coín a los pocos segundos de entrar en el césped ya empezó a oler sangre en el área amarilla, preludio del momento de éxtasis que nos reservaba el minuto 72.

Álvaro despeja erróneamente, Oyarzabal lucha con valor por un esférico que acaba llegando a la posición de Juanmi. El atacante malagueño desde fuera del área se inventa un rápido y ajustado remate que bate sin remisión a Sergio Asenjo. Un gol celebrado al unísono por la nutrida parroquia de seguidores realistas en Villarreal, y por todos los que divisábamos el partido desde la pequeña pantalla, quienes no pudimos evitar emocionarnos.

Volvía el espíritu de Vigo. Aquel que nos llevó a Europa en 2017. Juanmi uno de los jugadores más rentables en la historia de la Real, en proporción minutos/goles, ponía a la Real en ventaja y hacía enmudecer al estadio de la Cerámica. La sorpresa se mascaba.

En los últimos 20 minutos, el Villarreal ejerció un constante acoso y derribo frente a la portería realista, pero los nuestros aún encontraron aliento suficiente, para entonar el “no pasarán”.

Trigueros remató a las nubes en posición inmejorable, y Rulli ejerció de héroe salvando un mano a mano, y mostrándose seguro en todos los centros al área, al mismo tiempo que nuestra línea defensiva aguantaba el chaparrón y la constructiva media realista se sacrificaba en pos del bien común.

Por un lado sufríamos con cada intentona castellonense, pero otro lado, gozábamos también por el esfuerzo de los nuestros que no estaban dispuestos a perder en los instantes finales el botín que por méritos propios habían conquistado durante la contienda.

Un largo e incomprensible descuento de 5 minutos concedido dolosamente por el trencilla Melero López, no fue suficiente para doblegar a una brava Real que consumaba un triunfo de enorme valor.

No puede infravalorarse esta gran victoria, que la Real ha logrado con absoluta justicia, en un estadio donde probablemente muy pocos equipos puntuarán.

Se alegará que el Villarreal nos ha regalado el partido, lo cual es falso. Cierto que es nuestros dos goles han venido precedidos de dos errores defensivos del rival, pero ¿quién se atreve a negar el mérito en la definición de Juanmi y Willian José? ¿Puede también cuestionarse que la Real ha sabido encontrar el equilibrio entre preciosismo y eficiencia, con un partido tan digno como brillante tanto en las formas como en el fondo?

La Real hoy ha dado un mensaje a todos sus rivales en esa hipotética lucha por Europa en la que estoy convencido de que volveremos a enfrascarnos en este nuevo curso: “hemos vuelto”.

La década de nuevo esplendor que la Real inició tras regresar del infierno, sigue adelante, y tras el breve paréntesis de la temporada 2017-2018, nuestro equipo se encuentra en disposición de luchar por nuestros sueños, con un estilo distinto al que estábamos acostumbrados, pero eficaz y que también sirve para llenar de felicidad nuestro corazón.

Hay muchos motivos para la ilusión. El mejor Rulli parece volver a emerger y ojalá nos ponga en evidencia a quienes creíamos que ya no tenía más recorrido aquí. Unas contrataciones que se han adaptado al instante a la Real (Theo ha combinado alguna laguna, pero también cortes de balón importantes, Merino ha cumplido con creces, y Zaldua simplemente lo ha bordado), y no podemos olvidarnos de nuestras estrellas (los Willian José, Illarra, Oyarzabal….), que siguen ahí, comprometidos en seguir brillando en el cielo, con un estatus que requiere sortear las nubes.

Hoy hemos empezado con una sonrisa maravillosa este apasionante viaje por la liga 2018-2019, emocionándonos con estos tres valiosos primeros puntos que nos sitúan en la zona alta de la tabla, y que nos allanan las grietas de un exigente calendario que no atemoriza a esta nueva, valerosa y a la vez brillante Real. Próxima estación, Leganés.

Zorionak Real !!!

Puntuación de los jugadores

Rulli 9

Zaldua 9

Héctor Moreno 7

Diego Llorente 8

Theo 7

Illarramendi 7

Mikel Merino 7

Rubén Pardo 6

Zubeldia 7

Oyarzabal 8

Willian José 9

Zurutuza 5

Juanmi 9

Aritz Elustondo 5

Clasificación general tras la primera jornada:

Rulli: 9

Zaldua: 9

Willian José: 9

Juanmi: 9

Oyarzabal: 8

Diego Llorente: 8

Illarramendi: 7

Theo: 7

Héctor Moreno: 7

Mikel Merino: 7

Zubeldia: 7

Rubén Pardo: 6

Zurutuza: 5

Aritz Elustondo: 5

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: