La Real se hace fuerte en Anoeta

!!! Hogar, dulce hogar !!! Nuestra Real Sociedad ha logrado esta tarde su tercera victoria liguera consecutiva en Anoeta, tras imponerse con merecimiento al Deportivo Alavés al que ha derrotado por 2-1, en un encuentro en el que tuvo un inicio pletórico, y supo posteriormente rentabilizar su renta mostrándose segura y superior a su rival.

La alegría poco a poco parece volver a instalarse en el universo txuri urdin, y aún estamos a tiempo de transformar una temporada dolorosa, en una feliz, en la que hagamos realidad el sueño de clasificarnos para competición europea por 4ª vez en los últimos 6 años.

Tras meses en los que los aficionados realistas hemos padecido demasiado episodios desagradables en Anoeta, la Real ha aprendido a hacer valer el factor campo, gracias a saber engrasar las piezas que deben constituir su futuro más cercano.
Poco podíamos imaginar cuando empezó este curso futbolístico, que en marzo de 2018, Moyá sería nuestro portero, que el capitán de la selección mexicana Héctor Moreno se convertiría en el nueve eje de la defensa, y que Igor Zubeldia llegara a madurar de tal modo que se transformase en el dueño y señor del centro del campo realista, tras ofrecer lecciones de joven cátedra como la que ha dado esta tarde.

La Real ha encontrado el equilibrio en la novedad, mezclada con oportunas dosis de paciencia.
Limpiada nuestra plantilla de aquellos ex jugadores que no quisieron seguir con nosotros, y depuradas las responsabilidades futbolísticas de aquellos que no han ofrecido el nivel que exige nuestro club, Eusebio parece que por fin está acotando la búsqueda del once tipo con el que intentará en esta recta final de campeonato, luchar por la hazaña de transformar la pena en ilusión.

Ya hemos dado un paso importante en esa dirección. Los aficionados realistas estamos volviéndonos a acostumbrar a salir de nuestro templo, con el corazón feliz. Es cierto que hemos derrotado a equipos con poco pedigrí como Levante, Deportivo de la Coruña y Alavés, pero también sabemos que la clave del éxito está en la regularidad, y el secreto no tiene demasiado misterio: ganar en casa a quien hay que ganar, y puntuar fuera en la medida de lo posible.
Va a ser necesario un plus para compensar los meses perdidos si queremos volver a Europa, pero hoy de nuevo volvemos a creer que sigue siendo posible, y no dejaremos de creer porque lo llevamos en nuestros genes.

En este primer domingo de marzo, con una temperatura agradable, y en el mejor día y hora posible, Anoeta se ha vestido con sus mejores galas. La entrada ha sido magnífica con pocos huecos libres, muestra de que la Real sigue siendo el soporte emocional de nuestra amada provincia de Gipuzkoa.
Eusebio decidió dar continuidad a gran parte del bloque que empató el jueves en el Villamarín, realizando tan sólo dos breves retoques en el once inicial. Bautista entraba en lugar de Juanmi, para poder tener un delantero natural, mientras que Januzaj formaba de la partida en lugar de Zurutuza, para potenciar la vocación ofensiva.

En los prolegómenos del partido, debemos destacar la calurosa ovación que recibió Miguel Ángel Moyá cuando su nombre sonó por megafonía para dar la bienvenida al que está llamado a ser nuestro portero titular al menos hasta junio de 2019.
Por otra parte, debo señalar que me sorprendió negativamente que no se guardase un minuto de silencio por el fallecimiento de Quini. Creía que en todos los estadios se había programado ese acto de respeto en este fin de semana, y aunque el delantero asturiano no jugó en la Real, sí creo que debimos habernos sumado a esa iniciativa.

El inicio del partido fue apoteósico por parte de una Real, que fue todo un vendaval, ante un pálido Alavés, que sólo pudo ver cómo la fuerza de las olas le arrastraban al mar.
En el minuto 5, un activo Canales forzaba el primer córner. El propio centrocampista cántabro se encargó de ejecutarlo, y Héctor Moreno anticipándose a sus marcadores, y con un toque sutil, lograba el 1-0. Primer gol de nuestro nuevo defensa mexicano, que ya estuvo a punto de mojar en una jugada similar, en el partido de ida de la eliminatoria europea ante el Salzburgo.
Tras su periodo de adaptación, Héctor Moreno empieza a demostrarnos su valía, y que la sombra de Íñigo Martínez ha quedado completamente extinguida.

En el minuto 10, en plena avalancha txuri urdin, un defensa del Alavés pierde el balón, Bautista se queda solo ante Pacheco, remata, el portero portugués repele el lanzamiento, e Illarra en carrera remacha a la red. Era el 2-0, y la Real estaba arrasando a un Alavés que venía con la vitola de gran sensación de los últimos meses en la liga.
Con el 2-0, la Real siguió dominando encomendada por Igor Zubeldia omnipresente en todos los rincones del césped, recuperando infinidad de balones, y distribuyendo el juego. A destacar también la pericia de Canales aunque en algunos lances se mostró algo individualista.

Hacia la media hora, el Alavés comenzó a despertar y a asomarse ligeramente por nuestra área. En el minuto 39, cuando la Real estaba con 10, ya que Zubeldia pedía asistir al césped tras ser atendido en la banda, el Alavés trenzó una jugada que acabó con una volea inapelable de Pedraza ante la que Moyá no pudo hacer nada. Era el 2-1, y el partido cobraba vida.
Fueron los peores momentos para la Real que vio como el Alavés casi logra el 2-2, en el último instante de la primera parte, con un remate al larguero de Sobrino.

Al descanso, Eusebio decidió nadar sobre seguro, dando entrada a Zurutuza en lugar de Bautista (un cambio que fue silbado por la grada cuando se hizo público). Con ello, regresábamos al trivote formado por Illarra, Zuru y Zubeldia. La verdad es que debo reconocer que Zurutuza que cumplía su partido 200 con la Real en Primera, no se encuentra en su mejor momento de forma como hoy ha quedado patente, aunque en general, el juego de la Real no se resintió en un segundo periodo en el que apenas sufrimos en defensa.
Las pocas acometidas del Alavés fueron solventadas con acierto por Moyá en centros inofensivos. Nuestro portero mallorquín volvió a transmitirnos seguridad durante toda la tarde, y aunque no alcanzó el grado de excelencia del Villamarín, pasó con buena nota su primer reto en Anoeta.

En este segundo periodo, sólo la Real remató a puerta. Mediada la segunda parte, Willian José entró en sustitución de un participativo y solidario Januzaj que hizo un buen partido. La ovación de la grada fue de las que hace época a nuestro rey brasileño.
Aún habrá que esperar a ver la mejor versión de Willi, pero nos alegramos profundamente del regreso de una de nuestras grandes estrellas. En los compases finales, el propio Willian José no pudo finiquitar una gran jugada combinativa que nació de las botas de Moyá, y con una gran asistencia de Mikel Oyarzábal. Zuru también tuvo cerca el 3-1, pero falló un gol cantado.

Los escasos 2 minutos de descuento que decretó Martínez Munuera (buen arbitraje), no supusieron ningún agobio para una Real que vivió en terreno alavesista, hasta la consumación de una justa victoria de la Real, tal y como honradamente reconoció Abelardo en la rueda de prensa post-partido.
La Real había puesto el cascabel al temido Alavés, al que adelanta en la clasificación, al igual que al Athletic del Bilbao.

Nos situamos en el 12º puesto, a 7 puntos del 7º puesto, y a 8 puntos del 6º. La renta es elevada, pero restan 11 jornadas por delante, y multitud de enfrentamientos directos con los rivales de nuestra liga.
Poco a poco, la Real va encarrilando los averages a su favor (quizás al final, recordemos gratamente la segunda parte de Villarreal con aquel amor propio que nos dio el punto del average del que nadie osó a hablar). Girona y Getafe serán nuestros dos próximos inquilinos en Anoeta, y Espanyol y Éibar nuestras dos próximas visitas.

Aún no hay nada decidido, y la Real tiene que seguir intentándolo.
La felicidad necesita el calor del propio hogar. La Real ya lo ha podido reconquistar y ahora sólo nos resta resucitar nuestro otrora famoso rodillo en jardines ajenos.

Nuestra Real sigue queriendo soñar, y la ilusión por esta temporada aún no ha terminado.
La fuerza y la resistencia de la Real y su afición no tienen límites, y vamos a luchar hasta el final, por lo que nos corresponde.
Zorionak Real !!!!
Puntuación de los jugadores (de 0 a 10)
Moyá 7
De la Bella 7
Diego Llorente 8
Héctor Moreno 9
Odriozola 8
Illarramendi 7
Zubeldia 10
Canales 8
Oyarzábal 7
Januzaj 7
Bautista 5
Zurutuza 4
Willian José 3

Clasificación general tras 37 partidos (27 en liga + 8 en UEFA + 2 de Copa del Rey)
Illarramendi 220
Oyarzábal 196
Xabi Prieto 195
Odriozola 192
Canales 190
Willian José 175
Januzaj 159
Rulli 157

Diego Llorente 152
Zurutuza 147
Juanmi 140
Zubeldia 137
De la Bella 101
Aritz Elustondo 93
Íñigo Martínez 89
Vela 80
Kevin 76
Bautista 75
Raúl Navas 72
Agirretxe 44
Gorosabel 34
Héctor Moreno 23
Ruben Pardo 19
Moyá 17
Guridi 17
Toño Ramírez 15
Guevara 6
Carlos Martínez 1

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: