La ley implacable del fútbol

Quien perdona, lo acaba pagando. Nuestra Real Sociedad ha caído esta mañana por 2-1 ante el Getafe en el Coliseum Alfonso Pérez Muñoz a pesar de adelantarse en el marcador y contar con suficientes ocasiones como para haber sentenciado la contienda antes de la cruel remontada madrileña en los instantes finales.
Quiero advertir que mi crónica de este fin de semana está cogida con alfileres, al no haber tenido la oportunidad de presenciar el encuentro en directo, y pido disculpas de antemano por si cometo algún error en mi análisis.

Por diferentes circunstancias, con todo mi dolor, en esta temporada me he visto en la obligación de perderme dos partidos de mi querido equipo, y curiosamente han coincido con las dos únicas derrotas ligueras que la Real acumula a domicilio (ante el Levante y el Getafe).
Sin embargo, con los nervios a flor de piel sí he podido seguir fielmente el desarrollo de la contienda a través de una radio (la escasa cobertura sólo me ha permitido sintonizar Radio Euskadi), y ahora he podido visualizar en mi casa un amplio resumen del duelo.

Antes de nada, quiero mostrar mi indignación ante los ríos de sangre que fluyen, cada vez que la Real pierde. Afortunadamente, nuestro equipo cae en pocos partidos, pero cuando lo hace, parece que algunas personas aprovechan para salir de sus guaridas, descargar toda su bilis, y con escopeta en mano, disparar contra todo aquel que ose moverse.
Peticiones de despido de Eusebio, insultos anónimos y gratuitos contra el entrenador y los jugadores que nos han devuelto a Europa, acusaciones de falta de compromiso……..

No salgo de mi asombro. Todos los que sentimos cariño hacia la Real, hemos sufrido hoy con lo que ha ocurrido en Getafe, y es cierto que se han podido cometer errores en la gestión del encuentro, pero de ahí, a intentar crear un infierno imaginario, hay una distancia muy grande.
Pido un poco de cordura. La Real está viva en Europa (donde camina de exhibición en exhibición), está viva en la Copa del Rey, y está situada en el 9º lugar de la tabla de Primera, a sólo 3 puntos de Europa.

Quien quiera hacerse el “harakiri”, está en su derecho, pero que no pretenda crear públicamente un caldo de cultivo que tenía su justificación en otros tiempos de nuestra historia, pero que ahora solo produce vergüenza ajena.
En una soleada mañana en Getafe, la Real se encontró con un Coliseum casi lleno hasta la bandera. A veces, la Segunda División permite la regeneración deportiva y emocional de una institución, y a día de hoy, las colinas silenciosas que rodean el estadio getafense, han recuperado su calor humano.

Eusebio, quiso hacer realidad el refrán que dice que “más vale maña que fuerza”, y planteó una alineación llena de jugadores técnicos para contrarrestar el músculo del rival. En posiciones defensivas, no hubo sorpresas, con Rulli en la portería, y una línea de cuatro formada por Odriozola, Íñigo Martínez, Llorente y De la Bella. La noticia estuvo en el centro del campo, con un doble pivote formado por Canales y Zubeldia, dejando arriba a Januzaj, Xabi Prieto, Oyarzábal y Willian José.

El Getafe comenzó la contienda con una presión asfixiante sobre nuestras líneas, pero la Real en su primera acometida dejaría huella de su pegada. Corría el minuto 5, cuando Januzaj centra con sutileza al interior del área, hacia Mikel Oyarzábal quien al primer toque bate con un tiro escorado a Guaita.

6º gol del eibartarra (5 en liga y 1 en UEFA), que una vez más, ha sido el mejor realista sobre el césped. Mikel Oyarzábal sigue demostrando que es la joya de la corona de Zubieta. No sólo se vacía en el césped, y asiste como si su pie fuera un guante de seda, sino que también sabe definir, acallando a quienes el año pasado indicaban que se había estancado.

Este gol, celebrado con ilusión por la importante presencia de seguidores realistas en Getafe, dio mucha tranquilidad a una Real que viviría una primera parte plácida desde entonces.
En los primeros 45 minutos, el Getafe, al igual que le ocurrió al Lleida el pasado jueves, no remataría ni una sola vez entre los tres palos de la portería realista, y nuestros únicos momentos de tensión fueron sendas indecisiones de Zubeldia e Íñigo Martínez con Gero Rulli.
La Real en cambio, sí tuvo alguna ocasión clara para irse al descanso con un 0-2, como un golpe franco ejecutado por Willian José que salió alto por poco, y un disparo de Oyarzábal en una buena jugada colectiva que se iría también arriba.

Al igual que en Copa, la Real estaba ganando con oficio. Repitiéndose la historia del Camp D´Esports, el inicio de la segunda parte nos trajo como escenario, un cambio de intensidad del equipo local, que empezó a acercarse con peligro a nuestra área, aunque Rulli realizó buenas intervenciones.
Eusebio hacia el minuto 60, decidió dar entrada a Vela por un cansado Januzaj, mientras que Aritz Elustondo sustituía a Diego Llorente poco después (un cambio que pudo tener su precio). Hacia el minuto 77, Rubén Pardo entraría por Canales

Por parte del Getafe, las entradas de Ángel y Portillo, dieron más criterio al juego ofensivo del Getafe.
Aunque habíamos perdido la batuta del partido, las mejores ocasiones seguían siendo nuestras, y hasta el fatídico minuto 78, la Real contó con al menos 4 ocasiones clarísimas para marcar el 0-2:

1- Una mala definición de Willian José con todo a su favor.
2- Un mano a mano de Odriozola con Guaita dentro del área, que salvó el portero azulón.
3- Una asistencia envenenada de Xabi Prieto que repelió Djené cuando Willi iba a remachar.
4- Una oportunidad de Aritz Elustondo que desbarató de nuevo Guaita.

¿Qué hubiese ocurrido si la Real hubiese aprovechado alguno de estos chances? ¿Qué se estaría diciendo ahora?
Lo cierto es que no lo hicimos y en la jugada subsiguiente al córner que supuso la clara ocasión de Aritz, el Getafe montó un rápido y letal contragolpe que acabó ejecutando Ángel, poniendo el 1-1 en el luminoso.

Se repetía la historia del partido ante el Betis o Valencia. En dos pases, pasamos de un posible gol de la Real, a la sentencia del equipo contrario.
Ahí murió la Real, que esta vez a diferencia de otros partidos, ya no tuvo capacidad de reacción. Al minuto siguiente, Molina falló a puerta vacía, y en el minuto 85, llegaría la jugada del penalti de Íñigo Martínez. Molina no erraría esta vez batiendo a Rulli a pesar de su correcta estirada.

Perplejos por el devenir de los acontecimientos, empezábamos a rumiar la derrota, aunque en el descuento, Vela tuvo una ocasión para el 2-2, pero su cabezazo no fue bien dirigido, y ahí terminó nuestra última esperanza. Bordalás que ya nos ganó los dos partidos cuando dirigió al Elche en el la temporada de nuestro ascenso, volvía a ser nuestro verdugo.
La Real caía de este modo, víctima de su falta de definición, y de los desajustes defensivos.

Tras 4 partidos oficiales consecutivos sin conocer la derrota, este traspié, nos deja en la mitad de la tabla, aunque como indicábamos antes, el paraíso está a apenas tres pasos.
La semana que viene se presenta más hogareña, con las visitas del Vardar y el Éibar a Anoeta. Presuponiendo una victoria cómoda ante los macedonios, será vital derrotar a los eibarreses, para seguir encarando correctamente nuestro plan de lucha para volver a entrar en Europa (un plan al que aún le restan muchas hojas por quemar).

El duelo entre la dama y el vagabundo, acabó con la victoria callejera de los que conocedores de sus limitaciones, aprovechan los favores del rival, para acabar lanzándose contra la yugular de la piel fina, y desgarrarla.
Aprendamos y reflexionemos de las dos derrotas en los dos estadios más rudos de la liga, pero no perdamos nunca la perspectiva de quienes somos, dónde estamos, y hacia dónde vamos.
Aupa Real

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: