La grandeza se llama Real Sociedad

 

Los reyes de Euskadi. Una brava y superior Real Sociedad ha dado esta tarde una lección de fútbol y humildad al Athletic de Bilbao, y a su bufón Íñigo Martínez, a los que ha derrotado por 3-1 en el estadio de Anoeta.

Aquí estamos, y aquí estaremos siempre. Por mucho que el Athletic intente destruirnos con esa rabia que carcome su alma y que se plasma en su insaciable voracidad de hurgar en nuestra cantera, y por mucho que Íñigo Martínez haya intentado menospreciarnos, la realidad es que la Real Sociedad por segundo año consecutivo, volverá a acabar la liga por delante de la escuadra bilbaína.

 

Sangramos en enero, lloramos en silencio, pero no nos dimos por vencidos y seguimos caminando convencidos de que más temprano que tarde, se haría justicia.  La soberbia no es grandeza, sino hinchazón, y lo que está hinchado, parece grande pero no está sano (San Agustín, dixit).

La justicia universal le ha deparado al Athletic no sólo una temporada desastrosa, sino sentir en sus propias carnes cómo el equipo al que odian en sus entrañas, le toree y le gane sin apenas despeinarse.

 

Y también el karma natural, le ha dado un toque a Íñigo “Money” Martínez. Él nos provocó, pero nuestra afición lejos de tirarse al barro, le ha respondido con elegancia. Ningún insulto durante el partido, ningún cántico ofensivo. Una inteligente pancarta con el título de “Leialtasuna ez daukat preziorik” (La lealtad no tiene precio), y unos atronadores y merecidos silbidos cada vez que Íñigo tocaba el balón, han constituido la lógica reacción de una afición con memoria pero siempre educada.

Lo que te has perdido, Íñigo. Aquí tenías cariño, tenías futuro, tenías valores, y ahora te queda solo la posibilidad de bañarte en soledad junto a millones de billetes al puro estilo del Tío Gilito y sin la más más mínima esperanza de ganar un título. Rico por fuera, pero muy pobre por dentro. Sinceramente, me das mucha lástima.

 

En una gris y fresca tarde de finales de abril, los medios de transporte públicos en Gipuzkoa se asemejaban a los metros de Tokio. Miles de personas viajábamos como sardinas enlatadas, sin apenas oxígeno para respirar, pero con la ilusión de que nos dirigíamos a nuestro particular paraíso de emociones.

Sin apenas huecos libres en la grada, y con muy escasa presencia de seguidores rojiblancos, nos aprestábamos a disfrutar de los prolegómenos de un derby que íbamos a vivir como una cuestión de puro orgullo.

 

Imanol volvía a apostar por el once más reconocible y competitivo que podemos formar en estos momentos. Moyá regresaba a la titularidad en la portería, con Aritz Elustondo, Llorente, Navas y De la Bella en la defensa, Illarra y Zuru como pivotes, los magos Canales, Januzaj y Oyarzábal en la media, y Willian José como punta.

Desde el principio, ambos equipos pusieron sobre la mesa sus cartas. El algodón no engaña. La Real cuando quiere, es un placer para los sentidos, y el ADN del Athletic se ciñe a guerrear y correr como pollos sin cabeza.

 

Esa fue la historia de los primeros cuarenta y cinco minutos. Una Real que controló el partido, frente a un Athletic que esperaba como “equipo menor” en su área.

Tras varios avisos en forma de llegadas al área vizcaína, llegaría el primer momento de éxtasis. Al filo del cuarto de hora, a la salida de un córner, Mikel San José introducía el balón en la portería del sorprendido Kepa Arrizabalaga. San Agustín retrataba la soberbia del Athletic, y San José caritativamente empezaba a hacer justicia. Los Santos estaban también de nuestro lado.

 

Era el 1-0, y la fiesta empezaba. La Real siguiendo el patrón que está adoptando en esta segunda vuelta en sus partidos en Anoeta, empezaba a aplicar el rodillo y no estaba dispuesta a reposar.

Zurutuza con un disparo raso que salió limando al poste, y Canales con un chut lejano nos hicieron levantarnos de nuestros asientos, mientras que el Athletic no remató ni una vez entre los tres palos (un desviado cabezazo de Íñigo Martínez fue su único chance).

 

Hacia el minuto 36, el genio belga Januzaj en una excelente jugada asiste a Mikel Oyarzábal quien con sangre fría bate a Kepa. Era el 2-0, y Anoeta empezaba a entrar en trance, con irónicos cánticos de “Kuko quédate” (quién te ha visto y quién te ve, Kuko, qué lejos queda el 2007).

En el último instante del primer período,  Raúl Navas casi logra el 3-0, pero su sensacional testarazo fue repelido entre Kepa y el larguero.

 

Al descanso, ovación de gala, para una Real que estaba arrasando al Athletic.

En ese pequeño intervalo sin fútbol de 15 minutos, el cielo nos regaló una preciosa estampa: una tormenta de enormes proporciones combinada con los únicos rayos de sol que hoy hemos visto en Gipuzkoa. Una bella miscelánea que retrataba lo que estaba siendo el partido. El sol realista silencioso pero eficaz, borraba a los truenos vizcaínos.

 

El segundo acto fue más nivelado, aunque la Real siguió llevando la batuta en la fase inicial. En el minuto 54, Canales lanza una falta lateral, y San José volvía a marcarse un autogol, para alegrarnos aún más la tarde. Era el 3-0, y la euforia nos hacía imaginar un nuevo 28M.

Cierto que es a partir de ahí, la Real bajó un poco el pistón, y el Athletic incluso tuvo fases en las que tuvo la posesión del balón. En el minuto 59, tras un claro penalti por manos de Diego Llorente, Raúl García recortaba distancias.

 

Fueron los únicos instantes de pequeña incertidumbre. El Athletic estiró sus líneas y tuvo alguna oportunidad clara para marcar el 3-2, pero ahí apareció la figura angelical de Miguel Ángel Moyá, el portero del presente y del futuro de la Real, con una parada de mucho mérito, mientras que el poste salvó el gol de Williams.

De todos modos, la Real nunca dejó de mirar a la portería rival, y también tuvo suficientes oportunidades para marcar el 4-1, como un disparo de Januzaj hacia la escuadra que obligó a volar a Kepa.

 

También hay que dejar constancia de que en esta segunda mitad, el colegiado Sánchez Martínez adoptó decisiones que desquiciaron al respetable, favoreciendo descaradamente al Athletic a la hora de señalar faltas, con un doble rasero impresentable en las amonestaciones incluyendo una rigurosa expulsión a Rubén Pardo, en el minuto 86, cuando apenas acababa de entrar en el césped.

A destacar también la valentía de Imanol, que dejó en la suplencia a Odriozola al que dio entrada en los instantes finales en lugar de un bregador Aritz Elustondo. No hay nadie sagrado en esta nueva Real.

 

Y así con una grada feliz cantando la marcha de San Sebastián, y unos jugadores rojiblancos avergonzados, cabizbajos y rabiosos, se consumaba la victoria más dulce que puede existir en el universo realismo.

4 años después la Real ganaba al Athletic en Donosti, y con este triunfo le saca ya 6 puntos de ventaja más el average particular.

 

La Real queda ubicada en el 10º puesto de la tabla, adelanta al Celta, y encadena su 5ª victoria en los últimos 6 partidos en Anoeta. Sus registros goleadores son dignos de enmarcar. 63 goles en 35 partidos. Sólo Barcelona y Real Madrid tienen una pegada mayor que nuestros jugadores.

La derrota del Sevilla en el Ciutat de Valencia, nos sitúa a sólo 2 puntos de los hispalenses (tienen un partido menos), y del Getafe que mañana recibirá al Girona.

 

Las matemáticas aún sonríen a la Real, pero no dependemos de nosotros mismos en la batalla por Europa, y no conviene hacerse demasiadas esperanzas.

Nuestros jugadores, en una actitud condenable han tirado demasiados puntos en esta liga (no sólo los de Málaga), y es una auténtica pena porque este año el 7º puesto va a estar más barato que nunca.

 

Apreciamos, agradecemos  y nos emocionamos con la intensidad y la clase que hoy han mostrado nuestros jugadores, pero ello no les da carta blanca para dormitar.  El próximo viernes, la Real por respeto a su afición, tiene que sacar sus garras en Sevilla, y apurar sus opciones europeas con honor.

 

Lo que ya nadie nos podrá quitar es que somos lo verdaderos reyes de Euskadi. La liga 2017-2018, nos ha deparado derbys felices (4 puntos contra el Athletic, 4 puntos contra el Éibar y 6 puntos contra el Alavés), y todo hace indicar que volveremos a ser el mejor equipo vasco por segunda temporada consecutiva.

La Real es la que dicta Sentencia en nuestra tierra. Hace mucho tiempo que el Athletic dejó de ser la referencia deportiva, y por supuesto la referencia moral de nuestro fútbol.

 

Aunque los medios de comunicación estatales y autonómicos nos ignoren, aunque nuestros directivos y cuerpo técnico puedan haber errado, y aunque nuestros jugadores hayan pecado dolosamente de intermitentes, la grandeza de la Real está fuera de toda duda. Somos el equipo vasco con el corazón más saludable, y el Athletic ha recibido la medicina que se merecía.

Agur Athletic. Agur Íñigo. El Botxo y vuestros sueños imaginarios os espera en el regreso.

 

Nosotros seguiremos aquí, bien vivos, con una conciencia limpia y cristalina, y una grandeza que vosotros nunca entenderéis.

Gaur, orain eta beti, Aupa Real¡!!!!!!!!!!!!!!

 

Puntuación de los jugadores (de 0 a 10)
Moyá 8
Aritz Elustondo 9
Diego Llorente 7
Raúl Navas 8

De la Bella 7

Illarramendi 7

Zurutuza 8

Canales 8

Januzaj 9

Oyarzábal 9

Willian José 7

Rubén Pardo 1

Odriozola 4

Zubeldia (sólo jugó los minutos de descuento)

 

Clasificación general tras 45 partidos (35 en liga + 8 en UEFA + 2 de Copa del Rey)
Illarramendi 253
Oyarzábal 244
Canales 234
Willian José 219
Odriozola 215
Xabi Prieto 195
Januzaj 193
Zurutuza 187
Diego Llorente 177
Rulli 168
Juanmi 165
Zubeldia 159
Aritz Elustondo 134
De la Bella 120
Raúl Navas 113
Kevin 90
Íñigo Martínez 89
Vela 80
Bautista 78
Agirretxe 54

Moyá 46
Héctor Moreno 42
Ruben Pardo 37
Gorosabel 34
Toño Ramírez 24
Guridi 17
Guevara 6
Carlos Martínez 1

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: