Europa se rinde ante el encanto de la Real

¡¡Europa, aquí estamos!! Una inmensa Real Sociedad ha regresado esta noche por la puerta grande a la UEFA Europa League, tras golear por 4-0 al Rosenborg en Anoeta, en un encuentro que dominó con placidez de principio a fin, y que pudo terminar con un resultado aún más escandaloso.
Ser seguidor de la Real se ha convertido en un tránsito constante por un idílico paraíso en el que todos nuestros deseos se hacen realidad.
Si ya no cabíamos en nuestro gozo tras el impresionante inicio liguero, este jueves la Real nos ha querido obsequiar con una mágica noche europea, mostrando sus credenciales en la esfera internacional, para bajar las orejas a algún pobre incauto que aún se atreve a menospreciarla.
El técnico del Rosenborg, Kare Ingebrigtsen, con la soberbia que le caracteriza, usando las mismas palabras que Van Gaal antes de visitar Anoeta en la temporada 2002-2003, afirmó en la rueda de prensa de ayer, lo siguiente: “quizás la Real haya tenido suerte al ganar sus tres primeros partidos de liga”; “tenemos más esperanzas de ganar a la Real que las que tuvimos en su día, cuando jugamos contra el Valencia”.
Sr. Ingrebrigtsen, desde esta noche ya conoce Vd. a la Real Sociedad. Nosotros hablamos en el césped con juego y goles, y hoy la Real ha pasado por encima de su Rosenborg. Si se hubiera dignado en ver y analizar nuestras tres primeras exhibiciones ligueras, no hubiera tenido la falta de respeto que mostró ayer, y su equipo seguramente hoy hubiera afrontado de otra forma el partido.
La Real es en este momento, uno de los mejores equipos del mundo, y quien se atreva a cuestionarla pública o privadamente, estará haciendo el mayor de los ridículos.
Dadas las horas intempestivas en la que nos encontramos, no puedo redactar una crónica al uso, pero intentaré expresar en unas breves pinceladas mis sensaciones de esta noche:

1- Ambiente de lujo en Anoeta en una noche para recordar.

El aroma europeo se ha palpado durante todo el día en Donosti, y ha alcanzado su punto más álgido en la grada en los instantes previos al partido: el himno de la UEFA Europa League, el mosaico txuri urdin, la nueva grada creada junto a la portería del Fondo Sur, los rostros de felicidad de los seguidores al sentirnos otra vez en Europa, y la alegría de poder compartir nuestras sensaciones con nuestros compañeros de fila……
Anoeta volvía al escaparate internacional, y la afición y equipo formando un tándem invencible ardíamos en deseos de que Europa conociera nuestro potencial.
Eusebio con su conocida ambición apenas retocó el once inicial con las entradas de Canales, Vela, Llorente y De la Bella, pero confiando en la base porque la ocasión lo merecía, y esta Real no está dispuesta a conceder ningún regalo a nadie.

2- La Real pone el acelerador desde el segundo inicial.

Una vez más, la Real apostó por un inicio demoledor. Desde el silbido inicial del colegiado italiano Paolo Mazzoleni, el equipo txuri urdin fue a devorar a un acobardado gigante noruego que siguiendo las instrucciones de su “sabio” entrenador se limitó a esperarnos en su campo, sin apenas presionar la salida del balón.
Tras dos avisos de Canales y Aritz Elustondo, la Real abriría la lata en el minuto 9, con un gol de Diego Llorente aprovechando un rechace del portero Hansen, tras un disparo lejano de Illarra. Apenas un minuto después, un medido centro de Xabi Prieto era cabeceado por Zurutuza hasta las redes.
10 minutos y 2-0. El rodillo de la Real surgía también en el segundo torneo más importante del Viejo Continente, y la euforia llegaba a la grada.

3- Una primera parte de constante acoso y derribo.

Lejos de bajar el pistón, la Real siguió una y otra vez buscando la portería del Rosenborg. Las ocasiones se sucedían, Illarra dirigía con maestría nuestro juego desde el centro del campo, Xabi Prieto sentaba cátedra cada vez que tocaba el balón, y Álvaro Odriozola parecía de otro planeta, con una resistencia física, una casta, una velocidad y una capacidad de desborde que me han dejado una vez más asombrado.
Poco antes del descanso, llegaría el 3-0 en un autogol de Skjelvik, que dejaba completamente finiquitada la contienda.
Al igual que el día del Villarreal, la Real había sentenciado el destino del partido, con 45 antológicos minutos. ¿Hay algún equipo en esta galaxia que sea capaz de hacerlo partido a partido como nuestra Real?

4- Una cómoda segunda parte.

En el segundo periodo, la intensidad de la Real fue algo más baja, aunque en todo momento, nuestro equipo controló las riendas del partido.
El Rosenborg apenas tuvo dos tímidos acercamientos al área de Rulli, por parte del incisivo nigeriano Adengbero (el único jugador del Rosenborg que hoy ha mostrado algo de clase), y que desbarató sin problemas nuestro arquero argentino.
Eusebio dio entrada a Zubeldia, Juanmi y Bautista, y en el minuto 77, la Real incrementaría su renta, con un nuevo gol de Diego Llorente de cabeza. El central madrileño ha logrado marcar 3 goles en sus 2 partidos como txuri urdin, y no solamente eso: su trabajo defensivo es también elogiable anticipándose siempre a sus rivales. La dirección deportiva de la Real encabezada por Loren, a la que tantas veces se le pone injustamente en la diana, ha vuelto a acertar con otro fichaje, y es que esta Real no sólo transmite ambición, ilusión y juventud sino que también acierta desde los despachos.

Y así poco a poco fuimos llegando al final de la contienda con cánticos en la grada con el “Txoria Txori” de Mikel Laboa, y con la marcha de San Sebastián. Una ovación cerrada a nuestros héroes blanquiazules llena de orgullo y emoción ponía el broche de oro a una noche perfecta. Una vez más salíamos de Anoeta con los ojos enrojecidos de lágrimas de felicidad.
La Real había batido otro récord, logrando la mayor goleada de su dilatada historia europea, superando aquel 3-0 que endosamos al Dinamo de Moscú en 1998
En el otro partido de grupo, el Zenit ha goleado por 0-5 al Vardar en Macedonia, con lo que rusos y donostiarras colideramos el grupo L, mostrando desde el principio que somos los grandes favoritos para pasar a 16º de Final.
De todos modos, mantengamos la cautela ya que aún restan 5 jornadas, y a pesar de la fragilidad mostrada por Rosenborg y Vardar, aún queda mucha tela por cortar, y no debemos creer que todo está hecho.

¿Qué más podemos pedir? Colíderes en liga, colíderes en Europa, 14 goles en 4 partidos (3,5 goles por partido).
Solo Real Sociedad, Milán, Niza y Zenit de San Petersburgo, han marcado en su debut en esta UEFA Europa League, 4 o más goles.
La Real y sus aficionados desde el principio hemos querido demostrar que queremos ganar este torneo. La magia de los campeones hace tiempo que está instalada en nuestro corazón.
El sueño europeo ha tenido un inicio ideal, pero lo mejor aún está por llegar.. Dentro de dos semanas, la glamurosa San Petersburgo nos espera para visitar al Zenit, y seguir acercándonos un poco más a Lyon.
La fuerza de esta Real es infinita, y ser seguidor de la Real es lo más grande que puede haber en este mundo.
El próximo domingo tenemos una cita ante el Real Madrid, en un partido que nos puede elevar al olimpo de los dioses. Si alguien debe tener miedo, ese es el equipo merengue, que se encontrará con 11 gladiadores y 30.000 almas blanquiazules que no quieren despertar de uno de los sueños más felices de nuestra vida.
Nadie puede hacer sombra al encanto de la Real.
Aupa mutilak, ta mila esker berriro ere !!!!!!!!!!!!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: