Si Arconada se animara a volver……..

!! Sin porteros no hay paraíso !!. Nuestra Real Sociedad ha caído esta tarde por 2-1 ante el Valencia en Mestalla, a pesar de hacer un digno partido, siendo víctima de la incapacidad de Toño Ramírez, y también por qué no decirlo, de un arbitraje sibilino.

Ya está bien. Los aficionados de la Real Sociedad merecemos una explicación de la lamentable gestión de nuestra dirección deportiva a la hora de diseñar la dupla de porteros que actualmente tenemos en nómina.

Aperribay como máximo responsable del club, Loren como hombre en la sombra y artífice de semejante descalabro de planificación, y Eusebio como sumiso a sus superiores a pesar de ser testigo de la triste realidad en el día a día en Zubieta, tienen que explicar cómo es posible que un equipo con la tradición histórica de porteros de la Real Sociedad, haya llegado a esta situación crónica y sin atisbo de solución a corto plazo.
Dicho sea con todos mis respetos, ni Rulli, ni sobre todo Toño Ramírez merecen defender nuestra portería, pero la responsabilidad no recae en ellos, sino en quienes están permitiéndolo.

¿Cómo es posible que la Real haya incurrido en el disparate de renovar a Toño Ramírez? ¿Cómo es posible que nunca acertemos a la hora de contratar a un portero suplente de mínima garantías? ¿Por qué desde que el inefable Javier Clemente condenase a Alberto López a la suplencia en el año 2000, llevamos prácticamente 20 años sin que se haya descubierto un portero decente en la factoría de Zubieta?
Por la salud de la Real, espero que llegue el día en el que el “eterno” director deportivo Lorenzo Juarros sepa sondear el mercado con acierto, y los encargados de Zubieta sepan curtir en nuestras categorías inferiores a un digno sucesor de Luis Miguel Arconada.

Más allá de esta reflexión, sí quiero destacar que hoy la Real ha demostrado que está viva, especialmente en una excelente segunda parte en la que hemos maniatado en su casa a un Valencia que va 4º en liga, creando numerosas ocasiones de gol, y sin que haya hecho mella el partido de Salzburgo.
Ojalá la Real hubiera dado esta imagen en Austria. Al menos hubiéramos caído con orgullo.

Eusebio puso en liza, un once del que destacaba el regreso de Diego Llorente a la titularidad en detrimento del lesionado Raúl Navas, la presencia de Igor Zubeldia en la medular para dar más empaque al trabajo defensivo, y el hecho de que jugáramos sin un nueve nato, con la vuelta de Juanmi aunque en realidad fue Mikel Oyarzábal quien jugó de punta.
La primera parte fue bastante tediosa. La Real siguió sus patrones ya conocidos de posesión estéril, sin crear ocasiones claras de gol, mientras que un Valencia adormecido, tardó en desperezarse.

En el minuto 35, Martín Montoya centra desde la derecha, Alberto de la Bella en su intento de despejar peina hacia el corazón del área, y un descolocado Toño Ramírez, asume cómo Santi Mina cabecea a la red, tras ganarle la partida a un superado Aritz Elustondo.
Un error en cadena, del que no fue sólo responsable Toño, aunque sus salidas en falso a las que ya no tiene acostumbrados y que se repitieron en más de una vez en ese primer período, tuvieron un alto precio.

Pocas esperanzas teníamos al descanso. El Valencia sin hacer nada del otro mundo ganaba 1-0, y la Real se quedaba en unas simples buenas intenciones.
Todo cambiaría en cambio, en una segunda parte, que fue la antítesis de la que padecimos en el Red Bull Arena de Salzburgo.

La Real no sólo tuvo la posesión, sino que vivió en el área de Neto, con constantes internadas por ambas bandas, y con transiciones rápidas sin perder nuestro juego de toque.
En el minuto 53, un descuido de la zaga valencianista, permitió a Illarramendi recuperar el balón, asistir a Canales quien rápidamente cede a un desmarcado a Mikel Oyarzábal quien con un tiro sutil encuentra la escuadra y bate a Neto. Era el 1-1, que fue celebrado con especial rabia por nuestros jugadores deseosos de darnos por fin una alegría.
Era el 7º gol en liga de Mikel Oyarzábal, que llevaba sin mojar desde noviembre de 2017. Que ganas teníamos de volver a disfrutar con la sonrisa de nuestro joker.

El Valencia quedó grogy con el empate de la Real, y nuestro equipo lejos de recular siguió atacando. Veíamos cerca el 1-2, y Mestalla que registró una gran entrada, respiraba silencio y temor.
Ahí empezó a aparecer el colegiado asturiano González Fuertes, que con descaro empezó a barrer hacia casa. Dos fueras de juego inexistentes señalados en contra de la Real, cuando nuestros atacantes se quedaban solo ante Neto, una descarada parcialidad a la hora de señalar las faltas, y ojos ciegos ante las pérdidas de tiempo del Valencia.

No daba la impresión de que el Valencia pudiera generar la más mínima ocasión de gol, pero en el minuto 67, llegaría el gran regalo de Toño. Un inofensivo centro de Soler no fue correctamente repelido por Ramírez que puso en bandeja el esférico al recién salido Zaza para que remachara a la red.
Sin excusar a nuestro portero, debo decir que ninguno de nuestros dos centrales (Aritz Elustondo y Diego Llorente), supieron proteger con acierto a nuestro temeroso arquero a lo largo de toda la contienda.

A pesar del 2-1, la Real no desfalleció. Januzaj y Bautista entraron en la recta final por Juanmi y Zurutuza.
Las ocasiones de la Real se sucedieron una tras otra, destacando la del minuto 81, con una falta lanzada por Canales que repelieron entre el poste y Neto (¿entró el balón?; en caso de duda, ya sabemos cuál es la máxima- cero concesiones a la Real-), y tras el rechace Bautista tiró con fuerza pero Neto salvó con su codo de nuevo al límite de la línea de gol.

También Januzaj rozó el 2-2 en un buen disparo que salió fuera por poco con Neto ya batido. La Real recuperó esa pegada que le faltó en Salzburgo, pero el balón no quiso entrar, y el novato trencilla asturiano no tendría la dignidad de aplicar un descuento justo, de tal modo que la derrota se consumaba.
La Real había hecho méritos suficientes para al menos empatar en Valencia, pero encajaba una nueva derrota que le deja en el 14º puesto de la tabla, a 6 puntos del 7º puesto, y con 10 puntos de margen sobre el descenso.

Por lo visto hoy, la Real aún tiene fuerzas para idear al menos un final de liga decoroso, aunque la batalla por Europa se presume utópica, sobre todo si no somos capaces de tener un mínimo seguro de vida en la retaguardia.
Hay que remontarse a la década de los 30, para ver a una Real tan goleada en liga.

A pesar de sus 64 años, si Don Luis Miguel Arconada, el mayor mito del realismo, se animara a volver, estoy seguro de que ofrecería mejor rendimiento que nuestros porteros, o al menos mostraría ese alma de líder, del que carecen Rulli y Ramírez, cuyos siempre desencajados rostros muestran el espejo de su personalidad.

Hoy no sentimos vergüenza por el juego de la Real, pero sí del daño que se está haciendo a una larguísima lista de porteros de categoría que han defendido nuestra meta y cuyo talento se forjó desde pequeños en la Playa de la Concha: Luis Arconada, Agustín Eizaguirre, Ignacio Eizaguirre, Josetxo Araquistáin, Jesús Mari Zubiarrain, José Ramón Esnaola, Peio Artola, Javier Urruticoechea, José Manuel Ochotorena, Manuel Cervantes, Agustín Elduayen, José Luis González, Alberto López….. y muchos más que se me quedan en el tintero.
Algunos de ellos, ya no están entre nosotros, y la mayoría peina canas a día de hoy, pero todos ellos estén en el cielo o en la tierra, no se merecen que se esté faltando el respeto a lo que en su día representaron a la historia de la Real Sociedad.

¿Qué pasará este verano? ¿Cederán a Toño a algún Segunda para “tapar” su incomprensible renovación? ¿Darán una nueva oportunidad a Rulli cuyo valor en el mercado se ha depreciado hasta límites insospechados? ¿Zubiaurre del Sanse será la esperanza del futuro? ¿Acertarán al menos fichando un portero de garantías? Y lo más importante, ¿alguien dará alguna explicación? Me temo que muchas de estas interrogantes no tendrán la respuesta que deseamos.
El próximo jueves a las 19:30 horas nos espera el Betis en el Benito Villamarín, en la que será nuestra última oportunidad de engancharnos al vagón de los que luchan por Europa. La victoria se antoja imprescindible.

Voluntad y juego, parece que sí hay, por lo que hemos visto esta tarde en Mestalla, pero es difícil aspirar a cumplir tus sueños, cuando tu portería no está cubierta como merece la historia de la Real, y nuestra única esperanza reside en encomendarse a Dios para que no perforen nuestra portería.
Qué pena que no se haya descubierto el elixir de la eterna juventud para que Luis Arconada, dé una lección a estas nuevas generaciones, de cómo hay que defender la portería de la Real.
Aupa Real !!!

Puntuación de los jugadores (de 0 a 10)
Toño Ramírez 0
De la Bella 4
Diego Llorente 1
Aritz Elustondo 1
Odriozola 5
Illarramendi 8
Zurutuza 7
Zubeldia 7
Canales 8
Oyarzábal 9
Juanmi 7
Januzaj 7
Bautista 6

Clasificación general tras 35 partidos (25 en liga + 8 en UEFA + 2 de Copa del Rey)
Illarramendi 209
Xabi Prieto 195
Oyarzábal 183
Odriozola 178
Canales 174
Willian José 172

Rulli 157
Januzaj 147
Juanmi 138
Zurutuza 138
Diego Llorente 137
Zubeldia 121
Aritz Elustondo 93
Íñigo Martínez 89
De la Bella 88
Vela 80
Kevin 76
Raúl Navas 72
Bautista 70
Agirretxe 44
Gorosabel 34
Ruben Pardo 19
Toño Ramírez 15
Guridi 12
Héctor Moreno 6
Guevara 6
Carlos Martínez 1

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: