Año nuevo, viejos vicios

!! Grave paso atrás !! Nuestra Real Sociedad ha entrado con mal pie en 2018, cayendo por 1-0 ante el Leganés en el estadio de Butarque, en un decepcionante partido del equipo txuri urdin, en el que pasó de ejercer un estéril dominio en la primera parte, a ser finalmente víctima de sus errores y de su parsimonia en el segundo período.

Durante esta temporada, los cronistas de la Real intentamos relatar semanalmente una historia que por repetitiva, puede llegar a resultar cansina a nuestros lectores. La inmensa mayoría de los partidos de nuestro querido equipo, se basan casi siempre en los mismos patrones:

A- Un rival que aparca el autobús en su área.
B- Una Real que domina plácidamente todas las primeras partes.
C- Unos minutos de zozobra tras el descanso, en el que ofrecemos oxígeno a nuestros contrincantes, bajando la guardia en defensa.
D- Una fase clave de partido, en el que la efectividad marca la diferencia en uno u otro sentido.

A partir de ahí, los detalles modelan el destino de cada duelo. La Real no peca a mi juicio de falta de actitud, pero sí está corriendo el riesgo de convertirse en un equipo predecible y sin chispa.
La derrota de hoy resulta especialmente dolorosa, porque llega en un momento en el que habíamos recuperado la dinámica positiva de buenos resultados, y teníamos la oportunidad de engancharnos en el vagón europeo.

De todos modos, me resisto a arrojar la toalla en la jornada 18, con media liga por delante, y a sólo 4 puntos del séptimo puesto. La Real hoy no ha dicho “adiós” a Europa, ni muchísimo menos.
En mi modesto punto de vista, debemos atemperar nuestras emociones por el bien colectivo, normalizar aunque sea con dolor, el hecho de que resulta inevitable perder partidos de vez en cuando, manteniendo un espíritu crítico desde la construcción, y siendo conscientes de que cada innecesaria salida de tono, lo único que supone es tirar una piedra contra nuestra propio tejado.
Los trapos sucios deben lavarse en casa, sin hacer exaltación de la autoflagelación.

En una gélida y nubosa mañana de domingo en tierras madrileñas, el estadio de Butarque recibió a la Real con una floja entrada, motivada seguramente por las adversas condiciones meteorológicas.
Eusebio quiso confiar en el esquema que tan productivo resultó ante el Sevilla, colocando a Íñigo Martínez como lateral derecho, y con una única variación obligada (Mikel Oyarzábal ocupaba el puesto del lesionado Januzaj).

La Real jugó con la elástica txuri urdin para no mostrar las siglas de su investigado patrocinador, y por el buen gesto del Leganés de admitir jugar con su segunda indumentaria.
Por parte del Leganés, destacaba las ausencias de sus dos futbolistas más determinantes en la parcela ofensiva (Amrabat y Szymanowski), aunque sí pudo contar con su habitual armazón defensivo que se ha convertido en la seña de identidad del equipo pepinero.

Los primeros compases de la contienda no tuvieron un dominador claro, y una pérdida de balón de Diego Llorente en el minuto 8 estuvo a punto de permitir al Leganés adelantarse en el marcador, si no llega a ser por una formidable parada de Gero Rulli a disparo desde la frontal del áreal de Gabriel.
Tras este susto inicial, poco a poco la Real fue llevando el partido a su terreno, con posesiones que hoy llegaron a superar el 70%.

De todos modos, vi a nuestros jugadores demasiado estáticos en la circulación del balón, sin poner en demasiados aprietos a los pupilos de Asier Garitano.
Dicen que la palabra que más pronunciaba Raynald Denoueix en Zubieta, durante su exitosa etapa con nosotros, era “vitesse” (“velocidad” en francés). Quizás sea esa una de las carencias actuales de una Real que a veces da la impresión de que la posesión, lejos de fortalecerle, le adormece.

En este primer periodo, contamos con tres ocasiones claras para lograr el 0-1. Un cabezazo demasiado ingenuo de Willian José en buena posición, un remate a bocajarro de Mikel Oyarzábal tras gran jugada de Odriozola, y un misil de Illarramendi desde fuera del área que hizo lucirse al Pichu Cuéllar.
El Leganés por su parte, llegaba a cuentagotas hasta las inmediaciones de la porteria de Rulli, motivado por algún error de colación de jugadores como Diego Llorente que hoy en su ciudad natal, ha completado su peor partido como jugador de la Real.
Al descanso, 0-0 con una Real que había hecho merecimientos para ir por delante en el marcador.

En el segundo período, como ya indicamos antes, la Real salió desenchufada sobre todo en el intervalo del minuto 45 al 60. El Leganés cada vez creía más en sus posibilidades, y Gero Rulli se lució con dos nuevas paradas de mérito, salvándonos en otra jugada el larguero tras cabezazo de Zaldúa (sigue cumpliéndose la máxima de que nuestros “ex” brillan siempre que juegan contra la Real).
A partir del minuto 60, la Real volvió a ser dueña simbólica del partido, encerrando a los 11 jugadores del Leganés en su campo, pero sin ser capaz de trenzar jugadas claras de peligro.

Mikel Oyarzábal tuvo algún chance pero hoy el valioso atacante eibarrés estuvo especialmente desacertado, sorprendiéndome que no fuera sustituido por Eusebio.
En el minuto 65, Juanmi entró por Canales, aunque la Real seguía sin profundidad arriba.

La doble personalidad de Gero Rulli haría acto de presencia. Estaba completando un partido muy meritorio, aunque algún error en el pase ya hacia intuir que sus sombras podían acabar oscureciendo a sus luces.
Y así llegamos al fatídico minuto 76, Omar Ramos saca una falta desde el lateral, Eraso cabecea ganando la posición a un errático Diego Llorente, Rulli sale a por uvas, y Gabriel con un toque poco ortodoxo, remacha a la red.

Rulli falló, pero también lo hizo Llorente. Creo que no es justo culpabilizar a Rulli de lo ocurrido hoy, porque fue gracias a él, que llegamos con 0-0 hasta esa jugada letal del minuto 76.
El arquero argentino sigue sin ofrecer la estabilidad y la seguridad que precisamos, disfrazándose de héroe y villano en cuestión de minutos, pero hoy ha habido jugadores realistas que han ofrecido a mi juicio, un peor rendimiento que él.

El 1-0 dejó muy tocada a la Real. Los últimos cambios de Eusebio (entradas de Kevin por Llorente, y Bautista por Xabi Prieto, no tuvieron ningún efecto). El último cuarto de hora pasó con más pena que gloria, sin ninguna oportunidad reseñable para la Real (sí estuvo cerca de marcar el Leganés el 2-0), y tras un exiguo descuento de dos minutos decretado por el trencilla Estrada Fernández, la derrota se consumaba.
El resultado es justo, ya que la Real no estuvo a la altura de un equipo que aspira a Europa, adoleciendo del juego directo y del instinto de Killer, virtudes que en la temporada pasada, sí eran compatibles con el dominio de la posesión.

Con esta derrota, caemos al 12º puesto de la tabla, a 4 puntos de Europa, y a 8 del descenso, con la preocupación de que la semana que viene recibimos al Barcelona, y que la situación clasificatoria podría empeorar, si caemos ante los culés.
Es evidente que esta primera vuelta que está a punto de finalizar, nos está ofreciendo demasiados altibajos y que no ha cubierto las expectativas generadas a principios de temporada.

Sin embargo, la nota final se da en mayo. Lo único que importa es que en la jornada 38, la Real concluya clasificada del puesto al 1 al 7.
Una liga equivaldría a estudiar una larga oposición, en el que el alumno puede tener sus momentos de bajón, pero si es capaz de mantener la constancia y de llegar “lúcida” al momento de la verdad, el premio llegará.
Yo sigo confiando en esta alumna aventajada llamada Real Sociedad, porque sus precedentes le avalan, y porque sus cimientos siguen siendo sólidos.
Esta semana muchos apuntarán una vez más a la necesidad de cambiar de maestro (Eusebio), a que el centro educativo (la directiva) no tiene buena infraestructura, o a ahondar en que la alumna está desmotivada, buscando el adjetivo más hiriente posible.

A riesgo de poder equivocarme, este ciclo no ha terminado. No hay que descartar adoptar medidas en el futuro si la situación se agravase, pero mi conciencia me impide entrar en esa espiral en una liga en la que en 16 de las 18 jornadas, hemos estado clasificados en la primera mitad de la tabla, en la que seguimos en la pomada de luchar por Europa, y en la que hemos conseguido contra con un bloque que ha adquirido unos automatismos que ahora están algo adormecidos, pero que siguen siendo fiables para dibujar un futuro esperanzador.
Por unos días, por mi bienestar emocional, desconecto tecnológicamente de lo que me temo volverá a ser la cacería cibernética habitual tras cada derrota, y me preparo para afrontar y disfrutar como aficionado del partido ante el Barcelona, con la ilusión de que si alguien puede romper la imbatibilidad de los blaugranas esa es nuestra Real.

Extraigamos conclusiones reflexivas pero a la vez constructivas de la derrota de hoy, porque si decidimos romper alegremente la cuerda del eusebismo (y es sólo mi opinión), quizás lejos de hallar el Edén, encontremos nuevamente el desierto del que nos liberó nuestro entrenador pucelano.
Ánimo Real, a recuperarse, y a centrarnos en preparar la batalla que nos permita el próximo domingo doblegar a nuestra víctima favorita.

Puntuación de los jugadores (de 0 a 10)

Rulli 3

Odriozola 5

Diego Llorente 1

Raúl Navas 2

Íñigo Martínez 5

Zurutuza 6

Illarramendi 7

Canales 4

Xabi Prieto 4

Oyárzabal 2

Willian José 3

Juanmi 2
Kevin 1
Bautista 1

Clasificación general tras 26 partidos (18 en liga + 6 en UEFA + 2 de Copa del Rey)
Xabi Prieto 155
Illarramendi 154
Willian José 144
Oyarzábal 138
Rulli 129
Odriozola 126
Canales 121
Januzaj 115
Diego Llorente 114
Zurutuza 112
Juanmi 96
Íñigo Martínez 86
Vela 80
Zubeldia 75
Aritz Elustondo 69
De la Bella 68
Kevin 67
Bautista 49
Raúl Navas 42
Gorosabel 29
Ruben Pardo 19
Agirretxe 13
Toño Ramírez 10
Guevara 6
Carlos Martínez 1

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: