Una caricatura de equipo

Una caricatura de equipo

Después del partido contra el Betis el pasado sábado, y a pesar de la victoria, se ha llegado a un punto en el que no sabemos qué podemos esperar de nuestro equipo. La Real fue un equipo que deambulaba por el cesped, sin alma, y en la segunda parte estuvo a merced de uno de los equipos más flojos que ha pasado por Anoeta.

Este equipo se ha convertido en una caricatura de aquel ambicioso proyecto, con gran inversión de euros, con el que nos ilusionamos en pretemporada y que tenía aspiraciones europeas.

Una plantilla tan superpoblada como mal diseñada, ha dado paso a una carencia de jugadores, en parte por una sucesión de desafortunadas lesiones y por otro lado una serie de decisiones sobre jugadores que han dado lugar a su salida, en forma de cesión o abandonando la disciplina blanquiazul, como en el caso de Ansotegi o el Chory, este último en un momento en el que las posiciones de ataque se han quedado con pocos efectivos.

Nervios en la portería

Un pre-encumbrado Rulli, que el año pasado parecía que se iba a comer el mundo, se ha convertido en las últimas jornadas en un manojo de nervios, con una evidente falta de confianza, que provoca congoja en el aficionado txuriurdin cuando el balón viaja hacia el área, principalmente por alto.

rulli resoplando

Hay quien ya pide una estancia temporal para él en el banquillo, pero no creo que sea la solución en estos momentos. Pero por el bien del equipo ya puede recuperar la confianza, y volver a ser el portero del año pasado, y no sólo bajo palos sino también en las salidas.

En estos momentos está lejos del precio de mercado que se le estima, y personalmente no tengo claro que sea el portero del futuro de la Real.

Inseguridad defensiva

La defensa, la línea que cuenta con más jugadores en la plantilla, se ha contagiado de la irregularidad de todo el equipo y muestra unos signos de inseguridad que se traslada al resto del once.

La llegada de Diego Reyes y Raúl Navas parecía que era excesiva para un puesto que ya tenía 3 posibles, pero el segundo no ha llegado a ser ni convocado aún, y el protagonismo del primero se ha ido diluyendo con el paso de las jornadas y ha desaparecido de las alineaciones con la llegada de Eusebio.

diego reyes

Así pues como no teníamos suficientes centrales, se ha reconvertido a Aritz Elustondo a esa posición, donde no lo está haciendo nada mal, pero se le empieza a marear al chaval con cambios de posición; hoy central, mañana lateral,…

La noticia de ayer es la salida de Ansotegi de la plantilla realista lo que aligera un poco la nómina de defensas centrales. (Desde aquí el deseo de la mayor de las suertes a un txuriurdin de corazón y profesional como pocos).

El carácter ofensivo que ha conferido Eusebio a los laterales, provoca que sean dos puntos débiles a la hora de defender, y que los rivales están aprovechando bien en los contrataques. Además no hay demasiado ayuda de los compañeros más adelantados, que no destacan en el aspecto defensivo que digamos.

Rotación en el mediocentro

La posición de pivote, que tiene una importancia relevante en este equipo, está sufriendo unas rotaciones que no permiten que algunos jugadores se asienten y puedan coger el ritmo necesario.

Mientras Illarramendi, que empezó pletórico y se va desinflando con el paso de las jornadas, contagiado por un equipo sin espíritu ni ambición, tiene un puesto fijo; Markel y Pardo van alternando titularidad en función del rival o de dónde se dispute el choque. De está forma ninguno de los dos tiene la tranquilidad que les permita mejorar en su juego.

markel y pardo

Una línea de tres previsible

La línea ofensiva del medio campo es quizá la línea que más ha sufrido reducción de efectivos. Las lesiones de Zurutuza, Granero y Canales, unidas a la marcha de Alain Oyarzun al Mirandés, han menguado las posibilidades de alineación en esta demarcación.

A pesar de la incorporación del potrillo Oyarzabal, parece que Prieto, Vela y Bruma son las opciones del primer equipo que tiene el mister para alinear en las tres posiciones del medio campo. Aunque siempre puede buscar la opción de Pardo en la media punta.

De estos centrocampistas, únicamente Bruma con algunos destellos voluntariosos está destacando. Vela, que parecía estar recuperando la forma en los últimos partidos, sigue inmerso en una muy discreta temporada cuando el equipo necesita que lidere el ataque blanquiazul.

Por contra, el capitán, del que parece innegociable su participación, está jugando prácticamente todos los minutos, aunque su nivel de juego no es el que todos conocemos de él. Lejos queda el jugador desbordante y que encaraba el rival, para convertirse en un jugador de pase corto y rápido, como quitándose el balón de encima, sin tan siquiera mirar al área para meter esos centros medidos de los que es capaz.

xabi prieto

Pero el gran debe de está línea, además del poco sacrificio defensivo, es la poca contribución a la capacidad goleadora del equipo. Las internadas al área de estos jugadores son escasas, dejando muy sólo al delantero, lo que permite a la defensa rival vivir más tranquila y dedicarse exclusivamente a Jonathas.

Parecía que con el sistema de Eusebio los extremos iban a cobrar más protagonismo, pero lejos de eso se han convertido en piezas descolocadas en el tablero y que no provocan el peligro que se les presupone. La marcha del Chory no ha hecho más que debilitar este aspecto.

Sin chispa en el ataque

Resulta increíble, tras el dinero gastado en las últimas temporadas en el puesto de delantero centro, que la baja de Agirretxe sea uno de los problemas más determinantes del ataque realista.

Sin el de Usurbil, la responsabilidad goleadora ha recaído casi exclusivamente en Jonathas, ya que Vela todavía anda recuperando (o mejor dicho, buscando) su mejor versión. El brasileño, a pesar de los dos goles al Valencia, no parece ser lo que necesita la Real, y su soledad en la delantera necesita de la habilidad que se le supone para crearse el sólo oportunidades de gol. Cosa que no está logrando.

Sin más alternativas en el estilete, Eusebio, entrenador que se caracteriza por mirar la cantera, no tiene la osadía ni de convocar al joven Jon Bautista, a pesar de que éste lleva 10 goles en lo que llevamos de la temporada, que no parece que vaya a tener oportunidades ni siquiera ante la dificultad de hacer gol que tiene el equipo.

jon bautista

Acabamos de empezar la segunda vuelta pero ya se puede calificar la temporada de decepcionante y sólo cabe esperar que no se convierta en catastrófica.

AUPA ERREALA!!!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: