Quehaceres de Imanol en esta Real tan infantil

Imanol Alguacil en su presentación junto a Roberto Olabe y Jokin Aperribay / Foto: Real Sociedad
Imanol Alguacil en su presentación junto a Roberto Olabe y Jokin Aperribay / Foto: Real Sociedad

A muchos aún les tiene pillado de imprevisto todo esto. La destitución de Asier Garitano es una baja más en la larga lista de entrenadores que han pasado por Anoeta durante los ya diez años de mandato de Jokin Aperribay (nueve entrenadores, de media casi uno por temporada, una cifra realmente alarmante). También cabe mencionar que es el primer fracaso de Roberto Olabe como director deportivo del club, el cual llega un poco pronto…

Tras un día un tanto convulso, todo se solucionó con la recontratación del gran Imanol Alguacil, esta vez para lo que resta de temporada más otra entera. ¿Oportunidad merecida? Por supuesto. ¿Traerá consigo los tan buenos resultados que logró en su paso la temporada pasada? Quién sabe. Ojalá no haga un equipo que al final de temporada esté peleando por entrar en puestos europeos, pero es algo muy difícil de prever.

Para poder hablar de Europa a final de temporada, Imanol tiene unos cuantos asuntillos que resolver/mejorar (empezando claro está por alejarse de los puestos de descenso):

  1. Hacer ver a los jugadores que todos tienen que remar en la misma dirección: es difícil pensar que solo haya sido Garitano el culpable de su destitución. Ha habido actuaciones muy pobres de parte de algunos jugadores (Illarramendi el máximo exponente de ese mal nivel) y eso se ha visto reflejado en actitud, juego, ganas, carácter, declaraciones, etc.
  2. Recuperar las mejores versiones de Willian José y Illarramendi: esta consigna va de la mano con la primera. Al final, tanto el ariete brasileño como el mutrikutarra nunca se han visto cómodos con el esquema de Garitano, y eso se veía reflejado en su juego (y en alguno que otro, en su actitud también).
  3. Solucionar la alarmante falta de gol: si hay algo que de verdad sorprenda en esta Real Sociedad 2018-19 es la increíble poca materialización goleadora con toda la pólvora que dispone el equipo arriba. 18 goles en 17 partidos son números muy pobres para una delantera como la txuri urdin. Un buen comienzo para solucionar esto sería que Willian José logré por fin el gol que tanto ansía. Su obsesión es su perdición, lo cual le provoca mucha desesperación.

Imanol tiene una gran papeleta por delante, pero el balón ahora está sobre el balcón de los jugadores. Si los resultados no llegan (algo que puede pasar y que no será la culpa de Alguacil), nos daremos cuenta que igual Garitano no era el mayor problema de esta plantilla de niños de primaria.

Aitor Silva

Socio de la Real Sociedad. Estudio Comunicación Audiovisual. Presento #RincónTxuriUrdin en El Rincón de la Real. Adoro el séptimo arte.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: