¿Qué pasa en la enfermería?

¿Qué pasa en la enfermería?

Ayer la Real tuvo la decencia de publicar el parte médico actualizado de los jugadores actualmente lesionados. Haciendo que, tras decidir no fichar por tener ‘una plantilla muy amplia’ según muchos, a otros muchos se nos pusieran de corbata viendo los pocos efectivos que tenemos en ataque y lo cerca que estamos del descenso. Quizá sí puede ser nuevo para nosotros, y podemos achacar a la mala suerte, el tener tantos lesionados a la vez. Pero lo que no es nuevo es ver jugadores para los que se preveía una corta recuperación alargando sus plazos varias semanas o incluso meses. 

Para nadie resulta nuevo el caso Zurutuza, el cual dura 6 partidos en buen estado de forma y se lesiona para lo que se supone son varias semanas que se terminan haciendo meses, y así ya llevamos varios años. Pero el caso de Zuru no es el peor, al planificar una temporada ya contamos con su lesión a lo largo de esta, al menos los aficionados y espero que también el cuerpo técnico, porque los periodistas del entorno realista no lo hacen, siempre les pilla de sorpresa y terminan colándonos a Zurutuza como el mejor refuerzo para la Real, pues nadie duda de su inmensa calidad intermitente. Es mucho peor el caso de Agirretxe, pues lo que se suponía que iban a ser unas cuantas semanas para el jugador más en forma de la plantilla se han terminado convirtiendo en unos cuantos meses, y aún no sabemos cuándo volverá.

Lo peor es el agujero que se ha formado en la banda izquierda con las bajas de Yuri y de De La Bella, ambas musculares y para las que tampoco sabemos plazos, aunque Yuri ya entrena al ritmo de sus compañeros. La de Granero, varios meses lesionado ya o la de Carlos Martínez, ambas musculares. Y a destacar es la de Raúl Navas, que todavía no ha disputado un solo partido, pues lo fichamos ya lesionado y tampoco se dieron plazos. Cuestión diferente es la de Canales, que sufre una lesión mayor de la que todos podemos saber más o menos sus plazos. 

Creo, y remarco este creo, que no debe ser tan difícil para un fisioterapeuta o para un médico que están contratados por un club de élite, estimar los plazos de recuperación de cualquier lesión. Pues si esto es algo que hacen prácticamente todos los clubs del mundo, por algo será. Pero aquí no, aquí vamos al contrario, aquí somos los aficionados los que tenemos que imaginarnos los plazos y creer que la lesión es tal cual nos la cuentan, cosa que empiezo a dudar, pues al final las lesiones siempre se alargan, los jugadores tardan en reaparecer y la prensa se dedica a decirnos que nuestros refuerzos son los recuperados y así año tras año. 

Personalmente considero dos vías de interpretación de esto. Por un lado no se si el cuerpo médico del equipo tiene un nivel deficiente, cosa que dudo, pues son personas cualificadas que no deben tener problemas en estimar los tiempos de recuperación de una lesión. Y por otro lado creo que la poca transparencia se ha adueñado de todo el club. Creo que tenemos un problema de transparencia estructural, desde la directiva hasta todos los estamentos del club, y esto es un verdadero problema y una vergüenza. No estoy pidiendo que sepamos los sueldos o las cifras de todos los traspasos, así como tampoco pido saber lo que cobran todos los empleados o las cifras del club, que es algo a lo que deben tener acceso sólo una parte. Pero es intolerable que en un momento donde muchísimos clubs dejan claros los sueldos, los contratos, algunas cifras de traspasos y, sobre todo, los periodos de recuperación para una lesión, nosotros estemos aquí sin saber nada de eso y aguantando lesiones “breves” que superan los dos meses.

Si el problema es estructural hay que tomar una decisión importante, son muchos ya los aspectos que chirrían en la dirección de este club, son tantos que no podríamos enumerarlos todos. Chirría desde la dirección deportiva hasta el entorno de la prensa, y al final parece que los aficionados somos el último mono. Cuando nos cuentan algo parece ser como “les contamos esto a ver si así se callan durante un tiempo”, y empieza a ser bochornoso. Al final todos recogemos lo que sembramos, y los frutos que se están plantando desde el club y la prensa no parecen demasiado sabrosos, es más, tienen pinta de ser un poco agrios, como de segunda división.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: