¿Moyes impedido?

¿Moyes impedido?

El pasado 11 de Noviembre la Real Sociedad anunció tras varias semanas de rumores la incorporación de David Moyes, técnico escocés de 51 años, ex-entrenador del Manchester United y Everton. Sin duda fue un bombazo para el mundo de la Real Sociedad, ya que se venía de varias temporadas de tener entrenadores muy buenos como Philippe Montanier o Martín Lasarte (obrador del milagro del retorno a la Primera División del futbol español) y de entrenadores cuya calidad ha quedado en entredicho, como el caso de Jagoba Arrasate, el anterior técnico antes de Moyes. Lo cierto es que independientemente de la fiabilidad que hayan podido aportar al club, no han sido entrenadores de gran nombre conocidos por toda Europa incluso por todo el fútbol internacional.

Es por este motivo que Moyes llegó al club donostiarra en una situación precaria, al borde del descenso con tan solo 8 puntos en 10 jornadas, con tan solo una victoria, en el estadio de Anoeta como local ante el todopoderoso Real Madrid. Éste cúmulo de cosas hicieron que la afición txuri urdin depositara mucha ilusión en el trabajo del técnico escocés y sin duda, el técnico ha sabido responder con actos y lo más importante, con resultados y a la vez puntos en el casillero de la Real Sociedad, alejándolo mínimamente de las posiciones en las que nadie quiere estar ni durante la temporada ni mucho menos al finalizar la trigésimo octava jornada, en la conclusión de la liga que te lleva a la Segunda División, probablemente con Jagoba Arrasate, era el destino.

Pero hay veces, sobretodo en clubes y más de la talla de la Real, el trabajo y los resultados del equipo no dependen completamente de la plantilla y del cuerpo técnico, digamos que dependen a un 85%. La parte restante, la completa el organigrama completo del club, recayendo todo el peso en el director deportivo (que aunque parezca mentira, la Real Sociedad también tiene) el señor Lorenzo Juarros. El mismo que hace escasos días dejó tirado a los agentes de Gerónimo Rulli para hablar del contrato, recordar que la Real Sociedad necesita un portero fichado y no en calidad de cedido de forma urgente. El mismo que tras la lesión de Carlos Vela no fichó a nadie en el mercado de invierno como sustituto.

Éste último mencionado, probablemente uno de los capítulos más oscuros de Lorenzo, los fichajes. Hablar de fichajes y asociar éste término con Loren, te lleva a pensar en Alfred Finnbogason y en Haris Seferovic. Dos jugadores que llegaron de sus correspondientes clubes despertando una gran expectación por su anonimato con el que llegaron al club txuriurdin. Seferovic llegó en el mercado de verano de 2013 por el precio de 2,5 millones de euros procedente de la Fiorentina, a destacar del suizo el gol ante el Lyon en la previa de Champions y sus numerosos problemas con el técnico y la grada, fichaje que quedará en entredicho. Alfred Finnbogason, está a tiempo de arreglar su mala temporada pero con el sublime estado de forma de Agirretxe, no tiene muy buena pinta, sus momentos a destacar desde su llegada en el mercado de  verano, los dos goles ante el Oviedo en Anoeta, nada más. El precio por el noruego es de la friolera de 8 millones de euros, su aval pareció ser que fue el pichichi de la Eredivisie las dos anteriores temporadas, goles en la Liga BBVA: 0.

Este invierno han sonado con fuerza la llegada de algunos jugadores concretamente dos, Danny Ings y Joel Campbell, ambos parecían cerrados, sus equipos actuales son, para el costarricense el Villarreal y para Ings el Burnley, el equipo en el que había militado la primera mitad de temporada. Otro período de fichajes desaprovechados, el gran perjudicado, David Moyes, debe seguir trabajando con una plantilla mejorable.

Viendo la temporada que está realizando la Real Sociedad, con la poca continuidad de sus jugadores más determinantes (Mikel, Agirretxe, Carlos Vela..) y en la situación precaria que dejó el técnico anterior, Arrasate, la temporada de Moyes está siendo más que aceptable con la victoria al Barcelona en Anoeta en un partido estelar en defensa. Un poco eclipsada la temporada por la eliminación copera ante el Villarreal, pero analizando los partidos, en El Madrigal fue un 1-0 y en Anoeta un 2-2, resultados justo para dejarte fuera del torneo del ko pero no son malos resultados para un entrenador recién llegado.

Desde su llegada, David Moyes, ha demostrado ser un técnico con los conocimientos del entrenador bien consolidados, hacerse respetar en el vestuario a la par que poseer una buena relación con los jugadores. Otro buen concepto, trabajar los aspectos defensivos para tratar de encajar los mínimos goles en el período de transición en el que el equipo debe adquirir una identidad. Adquirir y no cambiar ya que antes de la llegada del escocés la Real Sociedad era un cúmulo de despropósitos. Parece que el equipo va mejorando en su forma de jugar, de entender y leer los partidos.

Este año tras el mal comienzo ya no se puede aspirar a nada, sería de ilusos y no sería correcto, cierto es que se debe luchar para quedar lo más arriba posible pero Málaga, Valencia, Sevilla están realizando campañas excelentes y va a ser prácticamente imposible alcanzar a cualquiera de ellos con lo que el equipo debe tomarse este final de temporada para trabajar, hacer equipo con el míster, e intentar lograr la salvación lo antes posible, que estará rondando este año en los 40-42 puntos. La Real posee 27, 5 por encima del descenso, sería sumar 15 puntos más lo que equivale a 5 victorias y un calendario que invita al optimismo con partidos como Espanyol, Getafe, Córdoba, Elche, Deportivo, Levante, Granada. Partidos que deben contarse por victoria para el año que viene volver a jugar en Primera, el sumar estos 42 puntos suponemos que es el mínimo, siempre hay que buscar más, ir a por el 42 puede hacer que las cosas se compliquen demasiado en el tramo final de la temporada por lo que el equipo y el cuerpo técnico deben ser uno solo y sacar la situación tan adversa de la jornada 10 adelante, porque hay plantilla suficiente para hacerlo aunque alguien no haya realizado bien su tarea.

Moyes sigue disponiendo de jugadores de presente y de futuro para lograr este reto como son Xabi Prieto, Agirretxe, Iñigo Martínez y Markel Bergara como jugadores punteros que deben tirar del carro demostrando que son jugadores de presente y jugadores de club y por otro lado, los que vienen de abajo, los jugadores de futuro deben poner las cosas difíciles a los jugadores que ya están en la primera plantilla para aportar una mayor competitividad y así una mejora del juego como Rubén Pardo, Aritz Elustondo o Hervías. Moyes poco a poco va viendo sus virtudes en los entrenamientos y va dando minutos a estos jugadores que vienen llamados a ser el futuro del club y sin duda estos están respondiendo fenomenalmente al reclamo del técnico y la afición está tranquila viendo que hay una gran cantera y un gran entrenador que puede hacer de ellos grandes jugadores para nuestro club, la Real Sociedad.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: