Los tres disfraces de la Real

Los tres disfraces de la Real

El primer equipo, el Sanse y las chicas, con la celebración de los carnavales de por medio, decidieron disfrazarse, pero sin olvidar de enfundarse el mono de trabajo y regalar a la afición un fin de semana (de tres días) glorioso.

Manuela Lareo (x3), Sandra Ramajo, María Díaz (x2), Capilla, Babic, Luca Sangalli, Odriozola, Jonathas (x2), Vela, Oyarzabal y Diego Reyes. 15 goles en 270 minutos. Un gol cada 18 minutos. Tres goleadas blanquiazules en apenas 34 horas. Fundación Albacete, Mensajero y Espanyol fueron los damnificados. El fin de semana del 6 y 7 de febrero, que se prolongó hasta el lunes 8, será recordado en la disciplina txuri-urdin como uno de los más gratificantes de los últimos tiempos.

El domingo de carnaval comenzó bien temprano, con las cabalgatas dominicales en algunos puntos de la geografía. Si aumentamos el zoom del mapa en Albacete y San Sebastián, veremos aficionados congregados en la Ciudad Deportiva de Andres Iniesta y las instalaciones de Zubieta, sin imaginarse lo que pasaría en apenas 90 minutos. Unas, con el mono de trabajo rojo, y otros, con el blanco y azul característico.

Las féminas, cual tenistas, se hicieron con los tres puntos gracias al set en blanco, y los potrillos, cabalgando hacia la victoria, sin dar opción a los carteros de La Palma. El domingo, comenzaba estupendamente con 10 goles en una hora y 45 minutos (12:00-13:45).

Con el sabor de haber hecho el trabajo de manera inmejorable, el fútbol vivido en La Mancha y en Gipuzkoa dejaba paso a las cabalgatas del domingo de carnaval. Todos disfrazados, menos 14 masajistas.

En vez de lucir la bata blanca, otra vez el color rojo, como en Albacete, era el que predominaba sobre el césped el lunes de carnaval. Los 14 protagonistas dieron con una mano un masaje a unos periquitos para intentar aliviarles el dolor, pero los gladiadores rojos terminaron por hundir más a los catalanes. La ciudad condal de Barcelona terminó rindiéndose hacia unos hombrecillos muy reales y realistas.

La próxima cita con los carnavales, sería el miércoles de ceniza, con el entierro de la sardina, en la que se pasea y lleva a enterrar de modo burlesco la figura de una gran sardina para simbolizar el fin del carnaval y el inicio de la cuaresma.

Con estos 15 goles de tenistas, potrillos y masajistas, celebramos el entierro de los momentos dubitativos del primer equipo txuri-urdin, y damos inicio al momento clave de la temporada, donde las chicas deberán defender con uñas y dientes el meritorio cuarto puesto, mientras que los dos equipos masculinos no mirarán hacia atrás y tendrán como objetivo seguir ascendiendo posiciones.

Ah, por cierto. Miles y miles de aficionados realistas se han disfrazado estos carnavales de personajes animados, sin dejar de sonreír en todo momento, orgullosos de su equipo, orgullosos de sus colores.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: