¿Licencia para soñar?

¿Licencia para soñar?

4 victorias seguidas. 12 puntos más en el casillero. 11 goles a favor y tan sólo 1 en contra. Otro derbi conquistado. Un equipo que empieza a saber a qué juega. Un entrenador que estudia al rival y empieza a sacar rendimiento a los jugadores, recuperando a los que ‘no estaban’ y potenciando las características de cada uno.

Son datos que invitan al optimismo y ya se empiezan a oír cantos de sirena que hablan de Europa y de grandes objetivos que se dan por alcanzables.

Pero ¿realmente puede la Real optar a esas plazas que llevan a competiciones europeas y que ahora se ven bastante cerca, o estamos haciendo castillos en el aire y de aquí a un par de jornadas volveremos a poner los pies en la tierra?

Invitación al optimismo

Si bien después del descalabro del Molinón se dispararon todas las alarmas, la racha de 4 victorias consecutivas ha insuflado confianza al equipo, y sobretodo a la afición que presagiaba otro año de sufrimiento.

Pero el verdadero cambio en estos cuatro partidos ha sido que la Real ha mostrado una serie de diferentes características en función del desarrollos del partido. Contra el Betis en Anoeta supo amarrar el partido, sufriendo hasta el último minuto en un pésimo partido. Contra el Espanyol en Cornellà – El Prat goleando a un equipo desestructurado y aprovechando sus debilidades. Contra el Granada en casa, haciendo gala de una paciencia que le permitió marcar los goles en los momentos oportunos para noquear al rival. Y por último la lucha y el sacrificio de todos los jugadores en el derbi, y la inteligente lectura que hicieron del partido una vez se adelantó la Real con el gran gol de Jonathas.

jonathas metralleta san mames

Esto ha demostrado que el equipo está moralmente fuerte y que sabe sacar adelante partidos que en otros momentos de esta u otras temporadas no podía. Sin duda alguna mucho ha tenido que ver en este aspecto la labor del entrenador, Eusebio, que ha demostrado ser un estudioso del rival y plantear los partidos en la búsqueda de los puntos flacos del contrario.

En estos momentos da la sensación que la Real Sociedad puede ganar a cualquier equipo que se le ponga enfrente y eso hace que el aficionado tenga la esperanza de poder seguir escalando puestos en la clasificación.

Parte asequible del calendario

No es menos cierto que esta concatenación de victorias ha llegado en la fase del calendario que se presupone más sencilla. No es cuestión de quitar mérito a lo conseguido, pero los rivales contra los que se han logrado éstas han demostrado un nivel paupérrimo, demostrando una vez más que el nivel de la liga no se corresponde con la que proclaman, impropiamente, la mejor liga del mundo.

Incluso en el caso del Athletic de Bilbao, que por clasificación se preveía un partido más complicado, el equipo bizkaino estuvo lejos de su mejor rendimiento, y completó una actuación bastante floja. Si bien, gran merito de ello fue del equipo txuriurdin que secó literalmente a los rojiblancos.

Ahora empieza la recta final de la liga, en la que el nivel general de los rivales se eleva considerablemente. Es aquí donde los blanquiazules van a tener que demostrar que lo sucedido en este último mes no es un espejismo sino fruto de un trabajo bien planificado y bien ejecutado.

pardo y  jonathas

Aunque en Anoeta hay rivales, en principio, asequibles, como Levante, Las Palmas, Getafe o Rayo Vallecano; también hay que tener en cuenta que tienen que pasar por el estadio donostiarra el Barcelona y el Real Madrid. Y aunque en las últimas temporadas se ha defendido bien la plaza contra estos equipos sobredimensionados, principalmente contra el Barcelona, son puntos que van a costar sangre, sudor y lágrimas conseguirlos.

Y las salidas pendientes que tiene la Real incluye vistas a equipos como Atlético de Madrid, Sevilla, Vila-real o Valencia entre otros, campos en los que en la historia reciente realista los resultados no son muy favorables. Aunque esto no signifique que no se vaya a conseguir la victoria como ya ocurrió en la temporada 2012/2013 en el Vicente Calderón, con gol de Xabi Prieto, o en Mestalla esa misma campaña por 2-5 con una genialidad de Alberto de la Bella incluida.

Es evidente que para poder estar luchando por esas plazas europeas, hay que conseguir el mayor número de puntos posibles y para ello habrá que defender la localidad en nuestro estadio y asaltar el máximo de fortines visitantes.

celebración

Para empezar, el próximo sábado visita Anoeta un difícil Málaga, que viene de empatar contra el Real Madrid, y ahí se empezará a vislumbrar el objetivo por el que va a luchar la Real esta temporada.

AUPA ERREALA!!!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: