Hartazgo como forma de vida

Rulli encajando uno de los goles del Celta el pasado domingo / Foto: LFP
Rulli encajando uno de los goles del Celta el pasado domingo / Foto: LFP

Estamos hartos. Hartos de que cada año nos vendan la moto y nos quedemos solo con el casco. Hartos de sueños europeos que se quedan en eso, en sueños. Hartos de falsas promesas y de palabras vacías. La falta de ambición deportiva (que no económica, ojo) ha hartado por completo a una afición que vio como por enésima vez se escapaba la oportunidad de meterse en la lucha por una plaza europea. Los nombres a señalar son unos cuantos, empezando por arriba, concretamente por Aperribay.

Me duele en el alma escribir esto, ya que a Aperribay lo tengo en muy alta estima, pero la paciencia tiene un límite, y los últimos dos años ha dado más importancia a la reforma del estadio que al ámbito deportivo que creo que debería ser lo primordial en un club de fútbol PROFESIONAL. Pienso que cuando la obra acabé debería marcharse para dar comienzo a un nuevo ciclo, esperemos, prometedor, lleno de ganas de hacer algo acorde al escudo y no ceñirse a vender jugadorazos salidos de Zubieta.

En el escalafón le sigue nuestro fiel poeta Olabe. “El día que algo vaya mal, el responsable seré yo”, pues bien todo va mal, estás tardando en hacer las maletas y marcharte. Tiene narices, pero echo de menos a Loren, y eso es muy grave.

Menos mal que el año que viene llegará (o todo indica al menos que esto sucederá) Remiro, porque lo de Rulli no tiene nombre. Que nos hayan colado la fábula de que ha mejorado y que ahora es otro es de traca. Es MENTIRA. Sigue cometiendo los mismos errores infantiles de siempre. Y sí, Rulli como parador es un porterazo, tiene unos reflejos dignos del mejor Casillas. Pero en el resto de facetas de un guardameta (salida de balón, colocación, salir con todo, juego por alto…) es HORRIBLE. No es portero ni siquiera de primera división. El año que viene Moyá y Remiro, por favor. No es mucho pedir.

Los cedidos son la guinda del pastel. Theo y Sandro (errores garrafales de Olabe, por cierto) han sido de lo peor que ha pasado por Zubieta en los últimos años. Ahora que hemos finiquitado la temporada a principios de abril (manda narices…), hemos de dar minutos a Aihen, Sola, Le Normand, Guevara, Barrenetxea, Roberto López y cía. Ellos son el futuro de la Real y los que estarán el año que viene. A los cedidos ni agua, que bastante cobrarán ya. El colofón final a esta temporada de ensueño sería fichar a estos dos salidos de Mujeres y Hombres y Viceversa.

Aitor Silva

Socio de la Real Sociedad. Estudio Comunicación Audiovisual. Presento #RincónTxuriUrdin en El Rincón de la Real. Adoro el séptimo arte.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: