Haciendo de Olabe, fichajes claves para dar el salto

Podemos decir que la primera temporada del regreso de Roberto Olabe al frente de la dirección deportiva de la Real Sociedad ha sido, como mucho, de aprobado justito. Mikel Merino terminó rindiendo y quizá por ahí se salve, pero las cesiones de Theo y de Sandro han terminado siendo un lastre para un equipo que necesitaba una mejor planificación.

Terminada la temporada 2018/19 vamos a hacer un ejercicio de imaginación para confeccionar una Real Sociedad que la próxima temporada pueda competir por cotas más altas. 

Primer problema, la portería.

La presencia de Llopis ha supuesto una mejora notable en el rendimiento de un Gerónimo Rulli que llegaba a la temporada muy cuestionado. Pese a ello el portero ha seguido dejando fallos que han costado o han podido costar puntos. Si la llegada de Remiro se confirma, con él y con un Miguel Ángel Moyá que perdió la titularidad de manera injusta (según mi opinión), debería ser suficiente para cubrir la portería de la Real la próxima temporada. Además, esto supondría unos ingresos de 7’5 millones de Euros, que es el valor de mercado que establece para Rulli la web Transfermarkt. 

La defensa

Con el primer problema resuelto, la defensa puede ayudar a alcanzar el éxito a cualquier equipo. Un movimiento que ya se ha realizado, ha sido la renovación de un Raúl Navas que tan solo al 100% (lo que ocurre quizá en 5 partidos cada temporada) es un central válido, que no el mejor, para esta plantilla.

Lo principal debería haber sido retener a Llorente y a Héctor Moreno, pero con estos tres más Aritz Elustondo, no hay hueco para Le Normand ni Modibo Sagnan. Por ello, quizá la mejor solución sería dejar salir a Héctor Moreno por 6 millones.

Olabe ya ha cometido el que para mí es su primer error, pues lo ideal era vender o dejar ir a Navas y seguir con la pareja Llorente-Moreno más el núcleo joven de Aritz, Le Normand y Sagnan.

Pero según rumores, tanto el futuro de Diego Llorente como el de Héctor Moreno pueden estar lejos de Anoeta y esto sería un importante contratiempo para el futuro del equipo, sobre todo la marcha de Diego. En el mercado hay jugadores interesantes con precios asequibles por el club, sobre todo si se producen estas ventas. Habría que estar atentos, sobre todo, a la situación de Fernando Calero, con una clausula de 11 millones pero que va a tener muchísimas novias en los próximos meses. Por ello aparecen también opciones como la del veterano Víctor Laguardia, que podría costar en torno a 7 millones, o una de mis opciones preferidas como es la vuelta de un jugador que ya conoce el club como es Diego Reyes, cuyo precio no sería muy elevado (3 Millones según Transfermarkt).

Pese a todo, lo que debería intentar Olabe es mantener a Diego Llorente para tener una defensa ya asentada desde el primer partido de la próxima temporada. 

Los laterales, primer refuerzo necesario

Tras la renovación de Joseba Zaldua, el lateral derecho parece cerrado con la continuidad de la dupla Zaldua+Gorosabel y con la presencia de Alex Sola un año más en el Sanse para lo que se le necesite.

El principal problema aparece, por tanto, en el lateral izquierdo. La mala temporada de Theo Hernández y Kevin Rodrigues ha dado sus frutos en la aparición de Aihen Muñoz, pero para subir un peldaño competitivo Olabe debería plantearse dejar ir a Theo, vender (o ceder, ya a gusto del consumidor) a Kevin, y traer un lateral que suba al equipo un escalón competitivo.

En el mercado pueden aparecer jugadores de La Liga asequibles como Rubén Duarte o Johan Mojica, con un valor de mercado de 4 millones cada uno, o jugadores más difíciles de conseguir como Aaron Martín, del Mainz, que costaría más de 15 millones, o Pedraza, del Villarreal, con un valor de mercado de 15 millones. Todas son opciones que sumarían desde el primer momento al equipo, pero viendo la situación de los respectivos clubes lo más sensato sería cerrar a Mojica del descendido Girona o a Rubén Duarte, del Alavés.

El centro de campo, la parte más estable

Si hay un lugar en el campo que no necesita grandes cambios, esa zona es el centro del campo. Illarramendi y Mikel Merino son jugadores que tienen que ser fijos en el futuro próximo de la Real. Igor Zubeldia ha sostenido al equipo en muchos momentos de la temporada. Y, aunque siempre cuestionado, el final de temporada de Rubén Pardo ha sido muy bueno, haciendo coincidir su continuidad con la remontada final del equipo.

A estos cuatro fijísimos se les deberían sumar un Luca Sangalli que ha dejado claros y oscuros en su primera temporada en la élite pero que puede servir perfectamente como recambio y competencia y un Ander Guevara que en las pocas oportunidades que ha tenido ha dejado detalles suficientes para tirar la puerta y ganarse una ficha la próxima temporada. Pese a ello, el club ha decidido darle una última temporada homenaje a un Zurutuza que cada año que pasa está disponible para menos partidos, y está al 100% en poquísimos de los que está disponible.

Así, parece que la medular se queda cerrada con Illarra, Merino, Zubeldia, Pardo, Sangalli y Zurutuza. Haciendo que el bueno de Ander tenga que esperar su momento en Segunda B o buscando una cesión a un equipo que aspire a cotas más altas que el Sanse.

Refuerzos necesarios arriba para dar un gran salto

Un equipo que cuenta con Mikel Oyarzabal, Adnan Januzaj, Juanmi o Willian José arriba no es que necesite demasiado más, si a eso le sumas la irrupción de Ander Barrenetxea el ataque de la Real tiene talento asegurado para varios años. Sin embargo, un jugador que pueda jugar junto a Oyarzabal y Januzaj por detrás del punta y, quizá otro delantero (sobre todo si sale Juanmi) deberían ser refuerzos necesarios para un equipo que, al menos pretende, llegar a Europa.

Respecto del jugador para acompañar a Oyarzabal y Januzaj pueden aparecer varios nombres. El más obvio es el de Cristian Portu, jugador que podría encajar, en principio, por detrás del punta y con el que podría llegarse a entender muy bien Oyarzabal cuando la estrella txuriurdin cae al centro. Además, su situación es idónea, el Girona descendió y su cláusula es de 10 millones. Blanco y en botella.

Si no es Portu pueden llegar a aparecer opciones muy interesantes. La más interesante sería la de Ayoze Pérez, también valorado en 10 millones, que puede jugar por detrás del punta o incluso de punta, lo que cubriría dos necesidades con un solo movimiento. Otro jugador a tener en cuenta podría ser José Pozo, ex jugador del Manchester City que actualmente está en el descendido Rayo. Más joven (y más barato, sólo 3 millones de valoración) que los otros dos, podría llegar a ser una apuesta arriesgada, pero a un bajo precio.

Luego podemos hablar de locuras, pero después de una temporada floja en la Premier, el ya pretendido por la Real Sociedad Alireza Jahanbakhsh podría volver a ser una opción para jugar por el centro e incluso en banda para liberar a sus compañeros. Eso sí, 18 millones de valor, demasiado precio para un jugador que no asegura un rendimiento alto. Para las bandas también puede aparecer otro nombre como el de Cucho Hernández, tan sólo 5 millones de valor pero que vuelve a un Watford en el que podría ser muy útil. Además, Cucho serviría también, y sobre todo, para la delantera, puesto en el que quizá hay más dudas porque no hay tanto nombre.

Efectivamente, arriba nos encontramos con un problema en el mercado. Quizá la mejor opción es aprovechar las relaciones de nuestro presidente con Florentino Pérez para traer a Raúl De Tomás (dando por hecha la salida de Bautista), un jugador que encajaría perfectamente en el rol de Willian José y que, sin dudas, le competiría el puesto.

Ya, por último, lanzo dos apuestas mías, muy locas, pero que serían interesantes. Después de su gran final de temporada, Fernando Llorente acaba contrato y no parece que vaya a quedarse en Londres. Un añito de un delantero con la experiencia de Llorente para rotar con Willian José sería todo un acierto, o así lo veo yo, de la dirección deportiva. Y, para acabar, lanzo la bomba del delantero del descendido Fulham, un Aleksandar Mitrovic que desprende fútbol por todos lados, con carácter y gol, pero que tiene menos posibilidades de terminar como delantero en Donosti que yo de acabar como Pichichi de la primera división la próxima temporada.

Al final, el equipo quedaría configurado así:

Porteros: Alex Remiro; Miguel Ángel Moyá.

Centrales: Diego Llorente; Aritz Elustondo; Raúl Navas; Robin Le Normand; Modibo Sagnan.

Laterales: Joseba Zaldua; Andoni Gorosabel; Johan Mojica; Aihen Muñoz. 

Centrocampistas: Asier Illarramendi; Mikel Merino; Rubén Pardo; Igor Zubeldia; Luca Sangalli; David Zurutuza.

Atacantes: Mikel Oyarzabal; Willian José; Adnan Januzaj; Juanmi Jimenez; Ander Barrenetxea; Cristian Portu; Cucho Hernández.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: