El Nuevo Anoeta debe ser y será nuestro fortín

Dentro de unas semanas el nuevo Anoeta vivirá su primer partido desde la remodelación. Desde ese momento nuestro estadio deberá convertirse en un fortín.

 

Comenzó la Liga Santander hace apenas unas semanas y, siendo sincero, la Real Sociedad no me ha demostrado nada nuevo y si lo ha hecho, no me acuerdo. La consigna de este equipo con Asier Garitano es en parte saber administrar los partidos, algo que desde hace mucho tiempo la Real Sociedad no ha sabido lograr.

Ya pasó, y mucho, la temporada pasada. Con Eusebio la Real se llegó a poner por delante en muchísimos partidos. Pero también se dejó remontar en demasiados de esos encuentros, algo que acabó por dictaminar el final de Eusebio como entrenador txuri urdin. Aunque ahora, afortunadamente o no, no está el “Genio de la Seca”, que si tuvo algo de genio sería del malo.

Ahora en los banquillos está Asier Garitano. Un entrenador al que no se le puede juzgar por solo tres partidos. Sin embargo, si no le pudiese juzgar por esos tres partidos no tendría artículo.

¿Acaso no he podido evitar acordarme del año pasado? ¿De cómo la Real se adelantaba y su rival acababa empatando el encuentro y/o a la postre remontando?

Pues sí que me he acordado. Y eso que solo llevamos 3 jornadas. La Real empezó por delante ante el Villarreal y acabó por no sucumbir ante el empuje castellonense pero ante Leganés y Eibar no corrió la misma suerte. Algo que hay que evitar a toda costa y parece que por lo pronto no se ha conseguido cortar de raíz. No solo porque en las últimas dos jornadas no nos hayamos llevado los tres puntos si no por las sensaciones, sobre todo de debilidad, en el apartado defensivo. Cada vez que nos llegan en los últimos minutos parece que el balón ronda las redes y eso no es una señal ni mucho menos tranquilizadora.

Pero si algo se puede sacar en positivo, y es a ello a lo que hace referencia este artículo, es que los tres partidos han sido fuera de casa. Lejos de nuestro estadio. Lejos de Anoeta.

Una Anoeta que debe ser y será un fortín. Porque siempre lo ha sido. Y porque este año estrenamos look sin pistas y, a ser posible, con una afición más metida y con ganas de visitar el estadio para ver a la Real Sociedad en vez de quedarse en casa viendo el partido desde el sillón.

Que eso siempre ha sido un problema. Desde hace mucho tiempo el ir al estadio no daba beneficios al espectador que va religiosamente al estadio a ver a su Real frente al que lo hace desde casa. Y puede que todavía no le dé beneficios pero al menos se verá mejor el fútbol. Es un comienzo.

Anoeta dictaminará con total seguridad el futuro de esta Real Sociedad que a pesar de no haberme demostrado que sabe administrar los partidos ha conseguido 4 puntos fuera de casa (que, con algo de suerte, podrían haber sido más) así que imagino qué podrá hacer cuando los administre bien y solo son buenos pensamientos.

Quizás el FC Barcelona no sea el mejor rival para estrenar Anoeta debido a la dificultad que vencerle requiere pero una victoria ante ellos daría la moral, un golpe sobre la mesa, actitud. En definitiva, mandaría este artículo a la basura. Salvo por una parte. Que Anoeta debe ser y será un fortín.

El invierno se acerca. Y a pesar de las dudas yo siempre confiaré en mis hombres. Porque somos la Real Sociedad y Anoeta no es un estadio cualquiera. A partir del 15 de Septiembre empieza una nueva era, y no se aceptan derrotas.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: