El Levante de Paco López, un rival difícil de preveer

El Levante de Paco López es sin duda un equipo algo complicado de analizar y preveer. Por decirlo de un modo rápido, son capaces de lo mejor y de lo peor. Y en las últimas semanas, y meses, han estado agitados por una combinación de asuntos extradeportivos, de resultados mejorables y decisiones arbitrales cuanto menos polémicas.

Pero antes de tratar al Levante en general, vamos a ir por líneas. La portería, la primera, y la más clara. Aitor Ferández le ha ganado la partida a Oier Olazabal y es el actual portero titular. Sobrio en las salidas y seguro y rápido bajo palos. Un buen portero y una agradable sorpresa, petición expresa de Paco López tan pronto como la marcha de Raúl Fernández fue un hecho.

En la zaga, no va a cambiar nada, y habrá tres centrales. Los dos mejores están siendo, en defensa, Vezo y Coke. Los granotas seguramente no podrán contar con el cedido por el Valencia, que ya se perdió por lesión el duelo ante el Villarreal. Probablemente, Rober Pier y Cabaco serán los que acompañen al madrileño en la zaga. Cabe mencionar que el gallego y Coke tienen buena capacidad para sacar jugada la pelota, aunque el primero de ambos suele poner en vilo al Ciutat cuando se complica la vida en exceso intentándolo.

En el centro del campo, la línea más importante de este equipo, están agitadas las cosas. El carril derecho pertenece ya a Simon, no parece haber duda al respecto. Y el izquierdo, seguramente seguirá en manos de Antonio Luna, mientras Toño sigue su preparación física tras haber pasado tres semanas en la cárcel. En el triple pivote es donde habitan las dudas. Campaña y Rochina parecen fijos. Rubén es un activo muy importante para Paco López. Indudablemente, el líder y jugador más influyente en el partido que tienen los granotas.

Las dudas están en Enis Bardhi. Muy falto de confianza, o eso aparenta, esta temporada. Pero más trabajador que nunca. De los tres habituales titulares, es el más trabajador y el que más aporta en defensa. Aunque a costa de ello, su rendimiento ofensivo ha bajado sobremanera. Ya ni las faltas mete, o en ocasiones ni las lanza. Por ejemplo, Campaña le arrebató una falta en la frontal en el duelo ante el Villarreal. Y es esta falta de confianza lo que podría dejar al macedonio fuera del once. Vukcevic sería el que más papeletas tendría de tomar su posición, un jugador al que se le supone perfil defensivo. Eso sí, si Paco López no realiza de nuevo el catastrófico experimento de colocar de mediapunta a Jason.

Tampoco sería de extrañar una inclusión de los jugadores del filial Pepelu y Manzanara. El segundo ya sabe lo que es jugar con el primer equipo en la presente temporada, y el primero, lleva bastante tiempo aporreando las puertas del primer equipo. Y para concluir, la delantera. El fijo aquí es Morales. Muy irregular, capaz de dejarte boquiabierto con un partido histórico o de hacerte preguntarte si siquiera ha jugado. El acompañante, bien puede ser Mayoral, bien puede ser Roger. Pocas opciones hay de que sea Dwamena, por no decir que no las hay.

Mayoral es un jugador que ayuda muchísimo al juego del Levante. Se ofrece, baja hasta una lavadora, mueve muy bien la pelota… Pero su principal problema es el gol. Todo lo contrario a Roger. No es un jugador que participe mucho en el transcurso del juego, pero cuando aparece, es sinónimo de peligro. Si bien es cierto que es un delantero francamente fallón, lleva ya 10 goles en su haber. Por tanto, es un jugador al que hay que tener vigilado.

Ahora bien, ¿cómo es el Levante de Paco López en conjunto? Vamos a separar los puntos débiles y los puntos fuertes del equipo. Las debilidades de este equipo son evidentes. Primero, una triste gestión por parte de la dirección deportiva ha inmolado la rotación. Boateng y Prcic han dejado el Levante en enero, sin que siquiera se incoporara un recambio. Y la lesión de Doukouré ha agravado esta situación. Por otro lado, es un equipo con un extraño gusto por complicarse la vida con el balón en zona defensiva.

La consigna de Paco López es clara, hay que tener el balón y que moverlo para generar peligro. Pero lo llevan demasiado lejos los jugadores en muchas ocasiones, habiendo costado un exceso de sobo de balón varios goles ya. Pérdidas cerca del área por dar demasiados pases cortos, por querer sacar jugado un balón ante una presión muy alta y numerosa… Por otro lado, también es especialmente frágil el combinado levantinista defendiendo los contragolpes. Eso se debe a la ausencia de un pivote defensivo de cierto nivel, pues los tres miembros del pivote que alinea Paco López son de carácter ofensivo. Y para concluir, el propio Paco puede llegar a ser un problema para su propio equipo. Muchas veces hace cambios tardíos, lo que deja vendido al equipo durante tramos del segundo tiempo. En muchos encuentros ha mostrado tener problemas para adaptarse al transcurso del encuentro con los cambios, aunque cuesta determinar si la causa de esto reside en él o en el pobre fondo de armario que tiene el equipo.

Ahora bien, ¿cuáles son las mejores armas del Levante? En primer lugar, tienen varios jugadores con la calidad suficiente como para decidir el partido con una individualidad. Ya sea un cañonazo o un balón filtrado de Rochina, una falta de Bardhi, una carrera de Morales… También son un equipo relativamente peligroso a balón parado. Coke Andújar es su mejor especialista en el juego aéreo, con tres goles en su haber, todos a balón parado. Además, los tres miembros del triple pivote, así como son frágiles a nivel defensivo, una vez logran superar la línea de presión son capaces de conducir el balón y mover al equipo con sus envíos.

También hay que destacar la garantía que supone tener a Moses Simon en el carril derecho. Un jugador muy eléctrico y valiente, con muy buenas piernas y con gusto por encarar. Y además, muy trabajador en defensa. Manteniendo la mirada en este campo, pero llevándolo al apartado defensivo, son un conjunto que apenas está concediendo goles a balón parado últimamente.

En resumen, el Levante de Paco López es un equipo valiente, en ocasiones temerario y alguna vez suicida. Juega a atacar y sabe hacerlo, aunque le cuesta convertir sus acciones en goles. El problema principal que tiene es su falta de equilibrio por la ausencia de un jugador que aporte músculo en el centro del campo. Seguramente, la clave del partido estará en los carriles. Si bien es cierto que cuando el Levante ataca por las bandas lo hace con mucho peligro, también lo es que sufre muchísimo para proteger sus bandas.

Para concluir, posiblemente este sea el once del Levante:

Aitor Fernández (GK); Cabaco, Rober Pier, Coke; Antonio Luna, Campaña, Bardhi, Rochina, Moses Simon; Mayoral, Morales (C). (3-5-2)

Banquillo: Oier Olazabal, Postigo (o Chema), Vukcevic, Dwamena, Jason y Roger. 

Redactado por Gerard Escribano (@gerardeg11).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: