¿El derbi, un partido más?

No hay nada más satisfactorio que la sensación de un fin de semana de derbi vasco. Para mí se para el tiempo. Respiro fútbol esperando al partido que más me llama la atención del calendario. Y deseo siempre que como yo, los jugadores que representen a mi equipo se dejen la piel para llevarse más de tres puntos. Para llevarse el orgullo de mejor equipo vasco. Y si es asaltando San Mamés más aún.

Estoy seguro que entre nosotros, los txuri urdin, un derbi es un derbi sea cual sea el resultado. Sin embargo otros equipos tienen al derbi vasco como la final del mundial si el resultado es bueno o un partido más si no lo es. O la Real es el máximo rival y la victoria impecable, o no somos más que un Rayo Vallecano o Getafe para ellos. Un equipo cualquiera, igual que el partido.

Esta vez tocó ser un equipo cualquiera. La Real Sociedad asaltó San Mamés, como ya es casi costumbre, pues por lo que se ve el estadio es como nuestra segunda casa. O si no que se lo pregunten a Iñigo Martínez o Yuri Berchiche. Ambos con pasado txuri urdin y ambos hicieron un papelón en el derbi regalando dos de los tres goles a nuestra Real.

Quizás sin ellos el resultado habría sido otro. Pero con ellos empezó todo. Concretamente con Iñigo.

Y también quizás la Real venció por creerse que no es un partido más. Tanto afición como equipo salió a vencer en el derbi, el único resultado que vale en partidos como este. Sin embargo para el Athletic, jugaron un partido cualquiera. Como los que les ha valido con mantener una penosa 17ª posición en la clasificación.

La diferencia en el juego puede ser ínfima, pero cuando se le ponen unas ganas extras o hay una motivación externa las posibilidades de ganar aumentan considerablemente, de ahí la victoria contundente y sin apenas sufrir de una Real Sociedad que corrió cada balón como si fuese el último. En un equipo plagado de bajas y, satisfactoriamente, de canteranos txuri urdin. No como un Athletic cuyo once inicial tenía de Lezama apenas un 50% de los titulares.

Y tras la sonada victoria llega la excusa de siempre. Un partido cualquiera.

Un partido cualquiera con un resultado cualquiera. Pero que ellos firmarían haber vencido hoy y siempre.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: