El color del cristal con el que se mire

El color del cristal con el que se mire

En el fútbol como en la vida todo depende de la perspectiva que tenga cada uno y la forma subjetiva con la que mira. Una misma situación se perciben de distinta manera según quién sea el observador. Ahí nos encontramos la teoría del vaso medio lleno, medio vacío; lo que algunos observan con esperanza otros lo empiezan a hacer con desesperación. Pero ya lo dijo el escritor Ramón de Campoamor: “todo depende del color del cristal con el que se mire”.

Y aunque en el caso de la Real, el cristal es blanquiazul para todos, y aún siendo 3 partidos pocos para sacar conclusiones, hay unos que lo ven claro a través del blanco, siguen esperando una mejora en el equipo, y otros cuyo filtro un poco más opaco es el azul, empiezan a considerar que el margen de confianza se está acabando.

Esperando una mejoría

Los 2 puntos en las 3 primeras jornadas y no haber conseguido marcar ningún gol contra rivales de un nivel inferior a la Real no son, para muchos aficionados txuriurdines, razones suficientes para perder la fe en el equipo y sobretodo en el entrenador, David Moyes.

Siguen confiando que el escocés dé con la tecla adecuada y consiga ajustar una mecánica que en estos momentos parece algo gripada. Cuesta generar juego ofensivo y por tanto ocasiones de gol, lo que explica el paupérrimo casillero de goles a favor.

La todavía reciente llegada de Illarramendi al equipo, se ha convertido en el clavo al que se agarran los partidarios del técnico escocés, y en su pronta adaptación a su sistema de juego ven la salida a gran parte de los problemas ofensivos del equipo.

jonathas chilena

Igualmente, la puesta en forma de un Vela que no está en un buen momento físico, y tal vez tampoco de motivación, y la aparición goleadora de Jonathas son otros de los argumentos a los que se aferran los partidarios del vaso medio lleno.

Sin estilo de juego definido

Por otro lado, entre los que me incluyo, están los que piensan que el equipo no demuestra saber muy bien a lo que juega, y que no se aprecia la mejoría que se intuía para esta campaña.

La ilusión por la contratación de David Moyes en noviembre pasado, se ha ido diluyendo poco a poco hasta llegar a una sensación donde no se vislumbran opciones de ver algo diferente a lo que hay.

Aunque se ha mejorado notablemente el factor defensivo, no era difícil mejorar la defensa anterior a su llegada, no creo que este aspecto sea tan destacable como opina otra parte de la afición. Aunque se ha encajado únicamente un gol, la facilidad con las que el rival genera ocasiones o llega hasta el área, hacen que todavía falte mucho que ajustar en el sistema defensivo.

defensa

Y por otro lado, la incapacidad ofensiva del equipo está llegando a un punto muy preocupante, y no sólo por los cero goles en tres partidos, sino también por la sensación que trasmite el equipo en ataque. 

Durante el final de la temporada pasada, queríamos esperar a la nueva campaña para ver una plantilla diseñada por Moyes, ajustada a su planteamiento del juego, y poder así disfrutar del equipo lo que no podíamos hacer entonces.

Pero ni siquiera la llegada de grandes y costosos refuerzos han reconducido el juego. Y eso teniendo en cuenta la llegada in extremis de Illarra, porque de lo contrario el descalabro podría haber sido aún mayor.

illarra distribuyendo

De todas formas, hay que confiar en el equipo, en conseguir cuanto antes una victoria, si es posible este mismo sábado, y en ese caso quizá vuelva a cambiar nuestra perspectiva. 

AUPA ERREALA!!!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: