¿Como vive el derbi vasco un aficionado de fuera?

Queda solo un día para el derbi vasco, el partido más importante del año para ambos clubes. Un partido de aficiones y, permítanme decirlo, mi derbi favorito del fútbol español, y uno de los más bonitos sin duda del mundo entero.

Puede que el hecho de ser txuri urdin desde hace tantos años interfiera en el por qué es mi derbi favorito, pero hablando como una persona que no ha pisado nunca Anoeta ni el propio País Vasco, el hecho de que sea mi derbi por excelencia no es tan subjetivo como pueda parecer.

Y de eso me apetecía hablar hoy. Un aficionado de fuera, ¿cómo vive un partido de estas características?. Tengo el infortunio de no haber visto nunca a la Real Sociedad en Anoeta (aunque sí más de 10 veces en Málaga, mi tierra natal) por lo que ver un derbi vasco allí es una de mis cuentas pendientes, pero a la vez tengo la fortuna de poder vivirlo como uno más tan lejos de vosotros a mi manera.

El día de partido no puedo salir con aficionados a tomar algo antes, o cosas por el estilo. Pero es el partido en el que más interés muestran las personas que saben de mi amor por la Real Sociedad en mi entorno. Los típicos comentarios sobre el derbi vasco siempre están presentes e incluso más de una vez he tenido la oportunidad de disfrutar del partido con mi padre. Quizás mañana lo vea conmigo y, como siempre que juega la Real, la apoyará porque sabe cuanto significa para mí el equipo y el partido. A pesar de ser acérrimo seguidor del Real Madrid.

Durante el partido, los nervios y el corazón a mil por hora. Como en cada partido. ¿Cada ocasión en contra? Un infarto. ¿A favor? Adrenalina a tope. Pero con ese sentimiento extra que hace este partido tan importante incluso a mil kilómetros de distancia.

En la victoria, nadie con quien festejar. En la derrota, nadie con quien reconfortarme. No hay bromas entre aficiones pues no conozco a ningún seguidor por mis lares. Es una alegría o decepción a la que estaría condenado a disfrutar o sufrir solo si no fuera por las redes sociales. No soy un asiduo de ellas pero lo suficiente como para poder relacionarme con aficionados de verdad. De los que llueva o truene están en Anoeta dándolo todo y respiran txuri urdin. Como mis compañeros en el rincón de la Real. Aunque no soy el único de fuera en nuestra propia página. Y ellos también respiran txuri urdin como los que más.

Los días después del derbi sí me veo expuesto a comentarios de amigos y familiares que saben de mi afición txuri urdin. Sobre todo cuando gana la Real Sociedad. Que durante todos estos años como aficionado, ha sido lo que más ha sucedido por fortuna. Por lo que espero que mañana no sea una excepción.

Lo que sí podéis estar seguros es de una cosa. Da igual de dónde seas, todos los aficionados txuri urdin somos uno. Y un derbi tan importante como el de mañana lo viviremos todos juntos. Animando como los que están en el estadio. Y los que tienen la suerte de vivirlo en Anoeta, dejándosela la voz por los que no podemos hacerlo.

Hoy y siempre. Real Sociedad.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: