Cosas que no cuadran

Nuevo Anoeta
Nuevo Anoeta

Cosas que no cuadran

La decisión del OARC, organismo dependiente del Gobierno Vasco, de anular el concurso para la adjudicación de las obras y explotación de Anoeta, deja muchas dudas sobre la decisión y preguntas de cara al futuro.

Es difícil entender que unos pliegos que tienen, además de las garantías del secretario jurídico del Ayuntamiento, el de la Dirección del Mercado Interior y Servicios de la Unión Europea -nada menos que la dirección encargada de velar por las garantías en la contratación pública- se anule por una resolución de un organismo autonómico dependiente del Gobierno Vasco. El Ayuntamiento ha estado en Europa, ha consultado los pliegos y ha mantenido reuniones y contactos vía correo electrónico. Y al parecer la vía planteada ha sido la correcta.

Llama poderosamente la atención que mientras un proceso que tiene el aval de la  Dirección de Deportes del Gobierno Vasco, conocedor de los pliegos y que iba a subvencionar en parte la reforma, no tenga el beneplácito de otro organismo del propio Gobierno Vasco, que deja en suspenso el concurso.

Un camino, por cierto, tortuoso, el de la subvención del Gobierno Vasco, que estuvo mareando la perdiz durante meses con “quítame esta coma, ponme esta otra del convenio”, demasiadas reuniones y un proceso desesperante que tuvo los pliegos metidos en un cajón esperando un acuerdo definitivo. Hay que recordar que Anoeta Kiroldegia aprobó el convenio con el Gobierno Vasco el mismo día que aprobó los pliegos – 1 de diciembre- y a día de hoy la Dirección de Deportes de Lakua ni respira. No hay noticias. En resumen, sin la participación del Gobierno Vasco, los pliegos para el concurso hubieran salido antes.

Y llama también la atención que después de que el OARC aceptara el recurso interpuesto por la empresa madrileña Optima Sport Media y el abogado Fernando Goñi y comenzara a estudiarlo, el Tribunal Vasco de la Competencia, también dependiente del Gobierno Vasco, solicitara al Ayuntamiento todo el expediente actuando así de oficio, cosa que casi nunca suele hacer y a sabiendas de que la cuestión se estaba dilucidando en otro organismo.

La semana pasada supimos que el propio secretario del Ayuntamiento emitió un informe en el que subrayaba que obviamente una empresa de Pádel sin capacidad para hacer frente a la obra no podía sentirse parte perjudicada, por lo que no había lugar a que ni tan siquiera se aceptara a trámite el recurso.

El OARC, ente dependiente del Gobierno Vasco, dice en su resolución que no se garantiza la libre competencia por el hecho de que al actual adjudicatario le quedan 19 años de concesión. Sólo habla de beneficios a la Real, pero la realidad es que esos años de concesión son un derecho adquirido y firmado con el Ayuntamiento que hay que garantizar y tener en cuenta a la hora de sacar adelante un concurso público.

Poco o nada se preocupó de analizar la cuestión en San Mamés Barria, donde la subvención al Athletic rozaba el escándalo y donde Europa sí que solicitó el expediente. Será, porque como siempre, el Gobierno Vasco tiene dos varas de medir, una para Bizkaia y otra para los demás, a los que trata como territorios de segunda. Y no hay más que mirar las inversiones realizadas por el Gobierno de Lakua en unas y otras ciudades.

La dificultad de hacer compatibles los 19 años que quedan de concesión de Anoeta, con un concurso público abierto y con publicidad, que es lo que se ha hecho, parece, a la vista de lo sucedido, máxima. Y ahí reside el principal problema de cara al futuro y a la hora de plantear la vía por la que el Ayuntamiento pueda tratar de garantizar la remodelación de Anoeta. Respetar los derechos de los actuales inquilinos que son la Real Sociedad, las Federaciones y Donostia Kultura, con el centro Ernest Lluch.

Me reafirmo en una frase que he leído en un tuit (siento no recordar de quién, para poder mencionar la fuente), que venía a decir que se puede sospechar cuando algo que bendice Europa se denuncia desde Madrid y se lo carga un organismo vasco.

¿Qué hay de malo en que alguien quiera hacer reformas en su casa para mejorar sus prestaciones sin que le cueste un duro?

El consenso entre los grupos municipales en el sentido de que la reforma es buena para la ciudad es total, porque mejora el estadio y lo adecua al siglo XXI en cuanto a accesibilidad seguridad y otros parámetros. Además, la reforma el miniestadio para que acoja eventos internacionales de atletismo es otro objetivo marcado. Hay que añadir la urbanización del entorno y el hecho de que los pliegos permitieran que Anoeta Kiroldegia dejara de tener gastos y pasara a ingresar 240.000€ anuales para invertir en instalaciones de Anoeta. Sin olvidar que el estadio pueda acoger competición de fútbol y rugby. El interés público, por lo tanto, queda fuera de toda duda.

La cuestión es ver qué dice la secretaría jurídica, cómo lograr un nuevo consenso entre los grupos municipales y determinar cuál va a ser la fórmula para garantizar la reforma del estadio.

No es fácil ser optimista ahora. El revés ha sido importante y la gente se mueve entre el lamento y el cabreo y cierta sensación de que algo no cuadra.

Una vez enfriados los ánimos, tocará reflexionar y acertar con la fórmula adecuada para llevar a cabo la reforma de Anoeta y que esta vez no nos la tumbe ni el Gobierno Vasco, ni la Santa Inquisición.

 

Realizado por: @zubimendi_iker

 

Javier Ramón

Cofundador de "El Rincón de la Real". Me gusta escribir sobre deportes, sobre todo fútbol y tenis. "La oscuridad es una oportunidad para mostrar tu brillo"

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: